Sabado, 19 Oct,2019
Editorial / AGO 25 2012

El futuro de los tenderos

Armenia se alista para recibir las denominadas grandes superficies comerciales, lo que preocupa a los pequeños comerciantes.
Fenalco seccional Quindío celebra este domingo el día del Tendero. Cerca de 4.000 comerciantes de barrios del Quindío tendrán la oportunidad de encontrarse en el centro vacacional de Comfenalco en Armenia, para divertirse, pero también para debatir sus problemas.

En Armenia se alistan a llegar las denominadas grandes superficies comerciales, a través del centro comercial Calima, que se construye en la avenida Centenario. De hecho, la inauguración el próximo 14 de septiembre de Unicentro en la avenida Bolívar, también dotará a la ciudad de almacenes de cadena y de renombre nacional e internacional, que preocupa a los pequeños comerciantes.

No hay de qué preocuparse, queridos tenderos. Los destinos de mercado, esto es, los target, que llaman los publicistas, son diferentes. Hay un estudio que se acaba de revelar que dice que el 55% de la gente en Colombia sigue comprando en la tienda del barrio, por varias razones: cercanía, buena economía y amistad con el entorno.

Comprar a diario y en pequeñas porciones es una ventaja del tendero, donde el público puede encontrar chocolate por pastillas, café en bolsas de 100 gramos, leche en empaque de medio litro, aceite por 100 gramos, y, en fin, todo en la menudencia que los más pobres necesitan. Además, corren con la ventaja de que el tendero les fía.

Un estudio especializado revela que el 48% de las tiendas se hallan ubicadas en los barrios de estrato 1 y 2, mientras que el 51% tiene su sitio de servicio en el estrato 3. Es evidente que en los estratos cinco y seis el número de tiendas es mínimo.

Lo que realmente prestan los tenderos es servicio, uno de los más importantes elementos en el negocio de las ventas. En las tiendas hay una sección que se llama revueltería donde se encuentran frutas, verduras y legumbres. Pero además, muchas de ellas han extendido el servicio al de panadería. Hay servicio de llamadas y hasta de internet. Incluso, en muchas de ellas, sentados en una canasta de cerveza o en un bulto de papas, los vecinos se toman unas cervecitas y escuchan canciones populares.

Pero, sin duda, lo más importante en las tiendas es el trato personal. El tendero saluda a cada uno de sus clientes por el nombre, hay una relación de amistad y cercanía que pone en evidencia la trascendencia social de estos puntos de encuentro claves en los barrios de las ciudades.

Seguramente que muchos de los que compran en las tiendas también llegarán a adquirir bienes en las grandes superficies, pero seguirán prefiriendo la cercanía, los precios, el entorno y la amistad que irradian los pequeños negocios de los barrios.

El tendero será atendido mañana por Fenalco Quindío en una gran fiesta que se hace en Comfenalco. Ojalá que otras instituciones también se acuerden de ellos, para que sus negocios mejoren, para que sus economías crezcan, y para que a través de ellos se generen nuevos empleos en la ciudad.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net