Martes, 25 Jun,2019
Opinión / MAY 21 2019

Aires bélicos

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El presidente Trump expuso como uno de los puntos de campaña reducir la influencia y la intervención armada de Estados Unidos como policía del mundo; en ejercicio de la presidencia, con frecuencia incumple su promesa de gobierno y busca enfrascarse en posibles conflictos bélicos.

 

Con Venezuela ha sido cauto, con Corea del Norte tropieza a menudo con un dirigente contradictorio y extraño, con el cual ha tenido una respuesta diplomática, por lo menos hasta ahora.

Con Oriente Medio encuentra, en mi criterio, la papa caliente porque la tensión en aumento con Irán que involucra a los israelitas, sumerge necesariamente la diplomacia de la Casa Blanca a la cual no le conviene un conflicto directo, no obstante que la historia reciente ha demostrado que a los halcones les interesa esos aires bélicos con la idea de ganar las elecciones domésticas, que en muchos casos no ocurre, pues la sangre de sus hijos en la guerra, afecta directamente la reacción del votante; como ocurrió con la reelección de George Bush padre, que la perdió por los sucesos de la invasión y la guerra con Irak en 1991. Como se recuerda la cruenta y dolorosa guerra contra Sadam Hussein que se inició al comenzar 1991, constituyó una de las intervenciones más sangrientas que se recuerda de los últimos tiempos, con la destrucción imperdonable del mayor bastión de la humanidad, su origen en torno a los ríos Tigris y Eufrates.

Irán, con un arsenal poderoso, cuerpos de la guardia revolucionaria islámica, fuerza aérea y naval poderosa y sobretodo un completo montaje nuclear; pero una situación económica delicada, en todo caso, no es papita para el loro y de acuerdo con analistas, no debería ser factor de desestabilización ni para Estados Unidos ni para Israel.

Es claro que Trump se desmarca de sus predecesores y a menudo actúa por fuera de los libretos y de los consejos del pentágono; su peculiar estilo e intuición, sin embargo, lo llevan por el camino de la relección .

El señor fiscal

La JEP se pronunció en primera instancia frente al caso Santrich; apelada esa decisión por la PGN, corresponde esperar la sentencia de la sala de segunda instancia, conformada por magistrados valiosos y serios, por lo tanto es dable por lógica esperar esos resultados; en tal sentido creo que la renuncia del fiscal Martínez fue apresurada y abrupta, generando la impresión de que se había presentado un estropicio institucional. En lo personal no lo veo así y mejor esperar la segunda instancia. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net