Martes, 20 Nov,2018

Opinión / ENE 28 2018

Algo del post terremoto

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Cada 25 de enero recordamos a nuestros muertos y heridos, también la devastación material del departamento, consecuencia de la más grande catástrofe natural de los últimos 80 años y no por el número de muertos sino de damnificados, más de 250.000 en toda la zona del desastre.

Pero poco se habla de cómo el presidente Pastrana con el Forec definió la privatización de la reconstrucción, contratando a más de 15 ONGs, para manejar no solo los recursos de la solidaridad mundial sino los créditos de la banca internacional, convirtiéndola en un gran negocio de particulares. Permitiendo además la llegada de empresas mecanizadas con grandes volquetas que vinieron a extraer, sin ningún control todo el material de río que pudieran.

Ante el grave deterioro de la vía La Española-Barragán, debido a la sobreexplotación a que fue sometida la cuenca hidrográfica del río La vieja antes y durante la reconstrucción, con la complicidad de las autoridades ambientales y mineras, se les fue presentando una aguda crisis social a los areneros artesanales, a los volqueteros y transportadores, comerciantes y demás sectores económicos y sociales de la región, lo que llevó a la conformación del Movimiento por la recuperación ambiental, social y vial del sur del Quindío y norte del Valle. Este movimiento pedía: 1. Suspensión inmediata de la explotación mecanizada en la cuenca señalada hasta no tener un estudio de la capacidad arrastre 2. Prioridad para nuestros areneros y volqueteros en la contratación. 3. Reconstrucción de la vía La Española Barragán y 4. Restricción del trasporte pesado.

La respuesta del Gobierno fue que se iba a estudiar y que para reconstruir la vía se colocaría un peaje para arreglarla.

Ante esta respuesta, el Movimiento realizó un histórico paro en la Ye del 11 al 19 de junio de 2002, con la participación de areneros, volqueteros de la región, transportadores, comerciantes y demás sectores sociales del sur del Quindío y Norte del Valle, se tomaron la vía y suspendieron todo paso vehicular. Solo pasaban ambulancias con enfermos.

Después de 9 días de negociaciones se llegó al siguiente acuerdo: 1. Suspensión inmediata de 16 empresas mecanizadas que estaban dentro de la cuenca del río La Vieja, con permiso únicamente fuera del lecho del río. 2. La vía La Española, Barragán-Puente del río Lejos se reconstruiría con recursos del Fondo Nacional de Regalías, como efectivamente sucedió. 3. Se tendría prioridad en lo que quedaba de la reconstrucción, a contratar con los areneros artesanales y los volqueteros de la región y 4. Restricciones al transporte pesado.

Esta fue una ejemplar lucha, que deja como enseñanza que cuando se tiene la razón, y se logra la fuerza suficiente para respaldarla, se consiguen las reivindicaciones.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net