Domingo, 25 Ago,2019
Opinión / JUL 20 2019

Amor propio

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

“El único amor consecuente, fiel, comprensivo, que todo lo perdona, que nunca nos defrauda y nos acompaña hasta la muerte, es el amor propio”, Paulo Coelho.

Cuánta sabiduría en esta máxima del inigualable pensador y escritor Coelho. Todos debemos cuidar, incentivar, fomentar, promover, proteger, nuestro amor propio. Si lo hacemos de esta manera, vamos a lograr mucho en nuestro diario vivir; con nuestros emprendimientos, con nuestras aspiraciones, con nuestros sueños, con nuestras relaciones familiares, con nuestros amigos, amigas, conocidos, con todas las personas que de una u otra forma tienen que ver con nosotros. El amor propio nos ayuda para no equivocarnos, para evitar que nos dobleguemos ante las dificultades, ante los problemas; es el que impide que nos dejemos maltratar, humillar, malograr, estropear; es el que nos defiende de abusos, de envidias, de atrevimientos, de mendigar y suplicar amor. Si lo tenemos siempre con nosotros, es nuestro defensor, es nuestro baluarte, es nuestro escudo en las batallas de la vida; es tan enorme, de tanta trascendencia el significado de este amor, que lo debemos inculcar a los hijos, a los nietos, desde el comienzo de sus vidas y explicarles su porqué, su importancia. También podemos hacer una buena labor con muchísimas personas, para que, en situaciones de injusticia contra ellos, de aprovechamientos, de abusos, de incertidumbre, de depresión, logren salir adelante haciendo un acertado uso de su autoestima, de ese reconocer sus valores, su importancia, su dignidad. Es esta una excelente acción de ayuda hacia los otros, hacia esos seres que quizás por muchos motivos, no han conocido el poder y la fuerza que tiene el amor propio y viven con indiferencia, apatía, desgano, indolencia; sin detenerse a pensar por qué no se aman lo suficiente; por qué están dejando pasar su vida a la deriva, como un barco sin timón; sin analizar cuáles son sus falencias, sus vacíos de amor, de estimación de ellos mismos, de comprender que cuando nos amamos verdaderamente, cuando apreciamos el real valor que tenemos como seres humanos, hechos a imagen y semejanza de Dios, tenemos lo más importante: nuestra dignidad y esta no se compra, ni se vende; está unida a nuestro ser desde que nacemos y la tenemos que cuidar, proteger e impedir que la mancillen, la ultrajen, traten de acabarla de un tajo y todo esto se logra con nuestro amor propio. “La falta de amor propio alimenta tus miedos, por eso no trates de ser más valiente, mejor intenta quererte más y es que cuando se tiene autoestima, se es mucho más feliz, se tiene confianza en uno mismo y no te sientes intimidado por el resto de personas. La estabilidad emocional es el primer paso hacia la felicidad y la seguridad. “Si no te amas a ti mismo, no podrás enamorarte de nadie más”, Coelho.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net