Viernes, 21 Sep,2018

Opinión / AGO 15 2018

Ansiedad y pánico, tratamiento

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Hoy en día una de las causas más comunes de consulta en los servicios de salud mental es el trastorno de ansiedad y pánico, ya habíamos hablado sobre los síntomas y manifestaciones; hoy quiero realizar una reflexión sobre las posibilidades y tratamientos.

En mi experiencia y, según las investigaciones que he revisado, el tratamiento más efectivo es la terapia cognitivo-conductual y específicamente las técnicas de desensibilización sistemática progresiva, desde estas técnicas terapéuticas se ayuda a los pacientes a borrar los aprendizajes —anclajes— tanto mentales como físicos que tienen que ver con la ansiedad.

En la terapia se pueden manejar pacientes con tras-tornos de pánico, ansiedad generalizada, ansiedad fóbica o temores específicos con resultados positivos y duraderos, que permiten definitivamente la calidad de vida.

Pero, ¿en qué consiste la técnica? 

  • 1. Reconocimiento: realizar un análisis profundo de las causas de la ansiedad, pensamientos que la refuerzan, repertorios básicos de conducta, situaciones que aumentan la ansiedad.
  • 2. Reestructuración cognitiva: el paciente debe conseguir la capacidad de cambiar en su mente los pensamientos, conductas y emociones que tiene frente a una situación específica, debe tener la capacidad de autorregularse y hablarse con una voz interna más clara y positiva. 
  • 3. Jerarquización: se debe realizar jerarquías de temores y ansiedad, donde se logre visualizar cuáles son las situaciones que generan más ansiedad que otras.
  • 4. Relajación muscular profunda: ejercicios de respiración y relajación que permiten borrar los anclajes fisiológicos, ya que la ansiedad se manifiesta en el cuerpo y se siente realmente por el paciente.
  • 5. Imaginación: mientras se realizan las relajaciones musculares, donde se permite la asociación de la respiración con la relajación de los músculos, se integran los temores y situaciones que generen ansiedad y por medio de la imaginación se permite que el paciente experimente ansiedad y la pueda manejar.
  • 6. Exposición: si la ansiedad es causada por algún objeto fóbico, es decir por alguna situación —animal, alturas, oscuridad, sitios públicos—, se lleva al paciente gradualmente a acercarse al objeto fóbico acompañándolo y permitiendo el manejo desde el pensamiento y la respiración.


Es muy importante dentro del proceso, la paciencia y el compromiso del paciente y su familia. Se debe entender a las personas con ansiedad, ya que muchos ven los síntomas como inventos, ‘bobadas’ o conductas de manipulación; los síntomas son verdaderos, están presentes y son muy incómodos para los pacientes.

www.clinicaneuromental.com

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net