Sabado, 17 Nov,2018

Opinión / ABR 23 2018

Antanas Mockus

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Alberto Santofimio Botero, uno de los más controvertidos barones electorales del Tolima en los años 70 y 80, alcanzaba el mayor respaldo electoral cada vez que los jueces le dictaban un auto de detención. En el Quindío un conocido dirigente político decía, con sorna, que no le veía problema a los dineros calientes que ingresaban a sus arcas, pues metiéndolos a la nevera, al otro día estaban tan fríos como los demás, y un alcalde cuyabro de época reciente, aclaraba, muy orondo, que no pedía el 10%... que daba el 10% a quien le ejecutara los contratos de su administración porque era mucho el dinero que había invertido en su campaña y había que recuperarlo.

Estas son apenas algunas imágenes instantáneas, muy conocidas además, que demuestran cómo, hasta ahora, el comportamiento de nuestro electorado es un muro sin fisuras que premia con su respaldo a políticos deshonestos y ambiciosos y desprecia las conductas éticas de quienes transitan por otros caminos a la hora de hacer política, coadyuvando con esa empresa torticera que ha logrado crear un auténtico “Frente Nacional” sin divisiones a la hora de aprovecharse de los recursos públicos.

Para que les voy a descubrir el agua tibia de la inutilidad de las medidas legales que toman los estados débiles, como el nuestro, si están ahí, entre códigos y decretos, durmiendo el sueño eterno toda suerte de delitos y de conductas típicas que solo causan la sonrisa escéptica de los ciudadanos viendo la tragicomedia diaria de los políticos desalmados que corrompen y de sus “cándidos” electores corrompidos.

Es necesario, si se quiere abordar con seriedad este tema, entender el contexto social y cultural en que nos movemos que está generando prácticas deshonestas. Necesitamos darle la vuelta y ensayar otra aproximación al tema de la corrupción en Colombia y empezar a centrar los análisis, antes que en el comportamiento ilegal de tanto político, en el funcionamiento y en la salud de nuestra sociedad, en el grado de legitimidad y confianza que hemos creado con nuestras instituciones, en la índole de nuestras raíces culturales y sociales, buscando, como solución de fondo, un cambio en los comportamientos ciudadanos.

Justamente, ante el cataclismo ético que vivimos en el Quindío, el partido Alianza Verde, ha invitado al profesor Antanas Mockus, para que nos acompañe mañana- martes 24 de Abril- a un conversatorio sobre el tema de Cultura Ciudadana en el auditorio de la Universidad Alexander Von Humboldt a las 3 de la tarde, y a las 5 en La Gran Colombia, para reiniciar un debate que nos permita reflexionar como sociedad, desde otra perspectiva que trascienda los temas y las soluciones puramente legales del comportamiento colectivo y que, también, tenga en cuenta en los asuntos electorales al que “peca por la paga” y no solo al politiquero que “paga por pecar”.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net