Miércoles, 19 Jun,2019
Opinión / MAY 25 2019

Aprenda a estar contento

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

“Cuando usted está decidido a estar contento, las prisiones no lo pueden detener, los pisos pandeados no lo pueden detener, los solitarios campos de pastoreo no lo pueden detener. Dios lo va a llevar adonde se supone que deba estar”, Joel Osteen

Palabras muy sabias, de una gran enseñanza y aplicación para nuestra vida. Es vivir cada momento como debe ser, con fe, optimismo y felicidad; sin dejarse amilanar por los problemas, las dificultades, los sinsabores; los sucesos que a diario suelen ocurrir en la cotidianidad de los seres humanos, que los deprimen y enferman. De todos es sabido que el vivir encierra diversidad de situaciones; unas buenas, otras regulares y también algunas desconcertantes, calificadas por muchos como malas, pero que han tenido un por qué, un cómo y un cuándo y que probablemente cada una de ellas guarda una enseñanza, un consejo, una vivencia para nuestro bien, para nuestro avanzar en la vida, para nuestro futuro. El mensaje de hoy es muy claro y diciente: “Cuando usted está decidido a estar contento”. Este enunciado es bien interesante, pues habla de decisión y bien sabemos lo que ese vocablo significa: “Firmeza, entereza, seguridad, osadía, valentía, audacia, valor, arrojo, esfuerzo, brío, intrepidez, denuedo”. Todo esto resumido para una sola palabra y que es: La decisión, esa actitud que debemos asumir, ese actuar con firmeza y valor para estar contentos a pesar de tantos aspectos de la vida, que nos impiden lograrlo; pero también es la forma como reaccionamos a lo que significa mortificación, dolor, angustia, tristeza, preocupación, desasosiego, intranquilidad. Si reflexionamos sobre tantos avatares de la vida y miramos un poco hacia abajo, es decir, pensamos en las situaciones peores de otros seres humanos y que son muchas y hasta desgarradoras, como el desamparo, las carencias de todo orden, la falta de dinero para cubrir sus necesidades, el desempleo, el desamor, el abandono, la soledad, las persecuciones, el desplazamiento, los abusos de todo orden y muchísimas más circunstancias agobiantes, podremos seguramente, ver que lo nuestro es más pequeño, más llevadero, más soportable, con opción de mejor solución y a pesar de que nos mortifica, nos angustia y nos deprime, podemos aprender a estar contentos. “No se debe permitir que su contentamiento esté basado en lo que tiene o no tiene; en quien le simpatiza o a quien no. Aprenda a estar contento siempre. Cuando esté contento, verá cada día como un regalo. Apreciará a la gente en su vida. Estará agradecido por lo que Dios le ha dado. No solamente se está fortaleciendo y desarrollando su carácter, sino que usted, además, está pasando la prueba. Saldrá del otoño y el invierno y entrará a su tiempo primaveral. Las cosas comenzarán a brotar y a florecer una vez más”. Joel Osteen.

[email protected]

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net