Domingo, 16 Jun,2019
Opinión / DIC 24 2018

Apretón a la vivienda nueva

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Dice el refrán popular: 'al caído caerle'; como si fuera poco la cantidad de inconvenientes que obstaculizan en los últimos meses la construcción y venta de vivienda nueva, cuando estamos ad portas de una posible burbuja inmobiliaria que muestra disminución no solo en las licencias y las ventas y el aumento de los inventarios, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, da a conocer la resolución número 4929 de 13 de diciembre de 2018, mediante la cual suspende los subsidios a la vivienda nueva con valores de venta entre 105 y 340 millones de pesos —entre 135 y 435 salarios mínimos— hasta el 31 de diciembre del presente año se entregarán los últimos subsidios.

La resolución también establece que el número total de coberturas disponibles ascienden a los 65 mil millones de pesos, dinero que será destinado para cumplir con los créditos que ya habían adquirido el beneficio en años anteriores. El subsidio consistía en 2,5 puntos de tasa de interés en el préstamo hipotecario. Esto significa que por cada peso invertido por el comprador en el subsidio, el gobierno aporta 10 pesos adicionales. 

La medida constituye un duro golpe y se acaba el estímulo para las familias de clase media y los constructores que verán mermadas las ventas para el año 2019; es un mal mensaje para estos sectores, se afectarán al menos 50 mil viviendas por un valor aproximado a los 9,5 billones de pesos.

Recordemos que la construcción es el primer motor que genera empleo y dinamiza la economía del país; el gobierno debe revaluar la medida tomada en esta resolución y buscar otras formas de financiación para tapar el hueco fiscal.

A pesar que el nuevo ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, hace esfuerzos por presentar la política de su ramo en el gobierno que comienza, falta mucha imaginación e ideas nuevas para ayudar a las familias —sobre todo de la clase media—, la adquisición de una vivienda digna. Mejorar el funcionamiento del Fondo Nacional del Ahorro, FNA, que anda de capa caída durante los últimos años, no hay agilidad en el trámite de los créditos y falta compromiso de esta entidad hacia los usuarios. No conocemos si hay continuidad en el programa de vivienda gratis para los más pobres; se requieren medidas urgentes sobre los altos costos que viene tomando el suelo urbano en todo el país; que va a pasar con las invasiones que aumentan cada día, sobre todo en terreno de alto riesgo y zonas de protección ambiental en muchos municipios de Colombia.

El gobierno debe mostrar nuevas iniciativas que favorezcan al ciudadano, siempre la clase media es la más golpeada cuando se trata de recaudar nuevos impuestos.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net