Lunes, 22 Jul,2019
Opinión / ENE 28 2019

Aunque la mona se vista de seda

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La politiquería en el Quindío no para. Hacer nombrar en un cargo tan importante para la comunidad, a una persona no calificada para el mismo, sin cumplir los requisitos exigidos por la legalidad, es un acto de corrupción. La ley 24 de 1992 en su artículo cuarto ordena que quien aspire a ser defensor regional del Pueblo, tiene que ser abogado de profesión, la señora designada para este cargo, Luisa Fernanda León, es graduada en negocios internacionales y especialista en hotelería y turismo. Siguen los corruptos del Quindío, acomodando fichas para perpetuarse en el poder, en el próximo proceso electoral.

 

Después de los encarcelamientos ya conocidos, y la apertura de investigación abierta a Sandra Paola, los partidos de la corrupción siguen en el poder. No solo Liberal y Cambio Radical, sino los otros que les han hecho la coteja, estos son tan corruptos como aquellos. Hoy pretenden seguir con sus fechorías, la corrupción es su esencia. Aquellos que hoy dicen que van a aspirar por firmas, causan risa en algunos e indignación en otros, pues es un secreto a voces que tienen el respaldo de los partidos de la corrupción. Aunque la mona se vista de seda… El que ha estado con los corruptos, comido con los corruptos, cohonestado con los corruptos, gobernado con los corruptos, es un corrupto, aunque aparezca recogiendo firmas. A los candidatos por firmas, les da vergüenza aparecer bajo el nombre de un partido, y quieren lavarse la cara, pero no el corazón.

La alternativa al panorama de corrupción que hoy ensombrece al Quindío, Es el movimiento ciudadano que día a día crece y se fortalece. Lo que se está organizando en el departamento, con todas las fuerzas alternativas que participaron en la consulta contra la corrupción y que logró   ciento setenta y seis mil votos, ya se está logrando en algunos municipios como Circasia con César Augusto Holguín, en Tebaida con Vicente Yung y en Quimbaya con Olmedo González, en Calarcá el joven Sebastián Ramos también aspira a lograr una convergencia ciudadana que le permita hacer una alcaldía decente. Son las fuerzas alternativas las que están empujando estas convergencias, y en ellas no tienen cabida los partidos de la corrupción.  A nivel departamental y para la alcaldía de Armenia, se viene construyendo un programa cuya bandera es la lucha contra la corrupción, la defensa de lo público, la defensa de la naturaleza y el territorio, la inclusión social y la defensa de la vida humana y animal. En esta gran convergencia, está convenido hablar de precandidaturas, lo más importante es la construcción del programa. Cualquiera de los movimientos que hacen parte de la convergencia podrá tener precandidatos, luego se buscará el mecanismo para escoger entre ellos a la persona indicada que garantice con su capacidad y honestidad probadas, el cumplimiento del programa. Este sí es un proceso democrático y no se esconde detrás de la falacia de las firmas, ya que, aunque el corrupto se vista de firmas, corrupto se queda.    


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net