Domingo, 16 Jun,2019
Opinión / MAR 18 2019

Avanza la democracia

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Frente a todos los males endémicos del país como corrupción, violencia, desigualdad entre otros, algunos signos nos permiten tener la esperanza que avanzamos poco a poco en construir nuestra civilidad, permitiendo que la transparencia y la participación sean elementos para reconstruir una sociedad invadida por la cultura del narcotráfico, y la fuerza como elemento esencial de poder.

Ya son varios aspectos los que paulatinamente van creando esa necesidad de la interacción de todos, y de contrarios ideológicamente, para construir la nación que queremos e influir en el establecimiento de gobiernos que busquen el mejor estar de todos sin diferencias.

La aplicación de la figura que permite a quien tenga la votación siguiente al elegido en posiciones del ejecutivo estar actuando en el Congreso de la República —quien no llegó a la presidencia como senador y quien no llegó a la vicepresidencia como representante—, de suyo permite el intercambio de ideas y la ayuda madura para que propuestas de los perdedores en la batalla electoral puedan ser ejecutadas por el elegido, o simplemente la participación en la toma de decisiones del Legislativo.

Y otro hecho histórico es la concreción del derecho a la réplica por parte de la oposición. El poder levantar la voz y en igualdad de condiciones poder hablar al país y explicar las posiciones de la oposición al gobierno, en nuestro país es un gran avance. Pero lo que más nos puede esperanzar es el lenguaje utilizado, no es el panfleto, no es la diatriba, sino el ejercicio del disentimiento con argumentos, no con arengas. Vemos cómo se avanza en estas materias para desarmar los espíritus, acompañado esto de una participación garantizada con financiación, pero con una obligación implícita, la no participación en la ejecución de las acciones del gobierno. Según las normas se acabó aquello de los partidos de hacer oposición en público y solicitar puestos en privado.

Eso unido a la ley sobre bancadas permitirá que el 'lentejismo', 'voltearepismo' o simplemente la entrega individual de votos a los gobernantes busque el camino de desaparecer si los partidos se comprometen con los cambios de cultura política que piden los ciudadanos a gritos.

Ojalá los ciudadanos sean conscientes que estos mismos cambios se aplicarán a nivel local y departamental, pero sobre todo que se cumplan con las disposiciones legales que permiten que ese ejercicio se convierta en realidad y volver a tener la esperanza de un cambio en las costumbres políticas en nuestro país, construyendo una verdadera democracia.

[email protected]


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net