Viernes, 19 Abr,2019
Opinión / OCT 10 2018

Buenas y mejores noticias

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Tres medallas dignas de todo encomio por la justicia y razón de su concesión, me hacen asegurar que la semana terminará con las mejores noticias. El sentido de pertenencia y el servicio a la región dignos de ser ensalzados cuando quiera que se otorga el Cordón de los fundadores al insigne médico quindiano Hernán Jaramillo Botero. La medalla al mérito cultural a la Academia de Historia del Quindío y la medalla al mérito cívico a la Fundación Quindiana para la Atención Integral.

La de Hernán Jaramillo Botero es una vida consagrada a la medicina que ejerce desde su juramento hipocrático hace 60 años en la universidad Javeriana. Partió a Estados Unidos donde llevó a cabo su exitoso paso por Prince George’s General Hospital, Washington D.C. The Providence Hospital, también en Washington, The Memphis City Hospital en Memphis Tenesse y en el Hanemman Medical College en Philadelphia Pennsylvania; años después regresó al país a trabajar en el Quindío de sus amores.

En el hospital de la Misericordia de Calarcá donde fungió como director durante casi 40 años hizo honor al nombre del centro asistencial y gala de la virtud que ha inclinado siempre su ánimo a compadecerse de los dolores ajenos. Miles de cirugías curativas fueron hechas por sus expertas, nobles y quirúrgicas manos, para aliviar a necesitados de salud.

Por si fuera poco en su productiva vida consagrada a la medicina, fue inspirador de la controvertida dieta Jaramillo con la que se han criado rozagantes niños del Quindío, el país y el mundo. Suficientes dignidades que

Hernán Jaramillo Botero comparte con su esposa Doloritas y sus hijas, hogar del que por siempre se ha sentido honroso miembro de familia.

La distinción medalla al mérito cultural a la Academia de historia del Quindío, que hoy preside el historiador y profesor universitario Fernando Jaramillo B., honra a la cultura quindiana. La academia fundada por Alfonso Valencia Zapata (q.e.p.d.), Gabriel Echeverri González y Jaime Lopera Gutiérrez quien se ha dado a la tarea mediante ardua lucha cultural, intelectual, política y diplomática, con miras a rescatar para la patria el tesoro quimbaya que entregó a España el presidente Carlos Holguín Mallarino, y cuyas piezas lucen sobre un fondo tan negro, como oscuro el momento en que este pedazo gigante del patrimonio nacional pasó a las manos de España. Las 122 piezas del tesoro se encuentran en el museo de América en Madrid.

La medalla al mérito civico será con justicia este año para la Fundación Quindiana de Atención Integral, durante varias décadas y en diferentes momentos críticos de su existencia dedicada a la atención de niños especiales. Desde su tercera etapa y ya como fundación ha tenido que valerse por sus propios medios, sin ayuda del Estado, y en un marco de dificultades derrotadas solo por la tenacidad, el espíritu cívico y contenido social que se anida en el corazón de personas como Martha María Marín Mejía.

Noticias que alientan el espíritu de la mejor quindianidad. 

Twitter: @jorgelieceroroz


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net