Martes, 17 Sep,2019
Opinión / SEP 23 2018

Carrasquilla en la cuerda floja

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Cuando el presidente electo Iván Duque dio a conocer el gabinete de ministros que lo acompañarían en su gobierno, uno de los que más llamó la atención fue el de hacienda, Alberto Carrasquilla, no solo por su actuación durante el gobierno de Álvaro Uribe, sino por las opiniones que fue dando sobre la inminente Reforma Tributaria que presentará al Congreso.

Durante el primer gobierno de Uribe, con Carrasquilla como ministro y en desarrollo de la política de privatizaciones de los servicios públicos domiciliarios, con el de agua era especialmente difícil por la dispersión tan grande en ese servicio, más de 1.300 operadores en todo el país y por problemas en la cobertura de agua potable y saneamiento básico decidieron iniciar la creación de los Planes Departamentales de Aguas, según el Conpes 3385 de 2005 para la conformación de mercados más atractivos, en la participación del sector privado y se empezaron a dar avales a los municipios para contraer empréstitos con la banca multilateral.

El ministro renuncia a su cargo y con una empresa en Panamá y otra en Colombia, que va a asesorar la consecución de los créditos para todos los municipios interesados en resolver el problema del agua potable y el saneamiento básico. Se definen una serie de cláusulas como: Que el plazo es de 20 años y si tienen condiciones para pagarlo antes no se puede pagar, que el monto del crédito se entrega en un solo contado, que tiene 5 años muertos, o sea que el alcalde que lo recibe lo puede gastar totalmente y no tiene que abonar nada.

A esos créditos se les denominó, los Bonos del Agua o “Bonos Carrasquilla”, y lograron embaucar a 117 municipios, de los cuales solo unos 30 desarrollaron sus proyectos y los otros 87 no. A esos municipios les permitieron pignorar recursos por varios años para ir pagando.

Mientras los prestamistas recibían UVR+8%, un monto muy favorable, a los municipios les cobraron UVR+11%, una tasa altísima para el mercado. Ese 3% de más, fue lo que se ganó la empresa de Carrasquilla, lo que equivale a unos $8.000 milloncitos. El senador Robledo indicó que el patrimonio de Carrasquilla en 2009 era de 38 millones y en 2012 de $2.000 millones y una de las empresas de los bonos empezó con $5 millones y en 2016 tenía $4.000 millones de patrimonio.

Carrasquilla está en la cuerda floja. El Decreto 3074 de 1968 señala que “La persona que haya sido empleado público no puede gestionar directa ni indirectamente, a título personal, ni en representación de terceros en asuntos que estuvieron a su cargo. Durante el año siguiente a su retiro tampoco podrá adelantar gestiones, directa o indirectamente, ni a título personal ni en representación de terceros, ante la dependencia a la cual prestó sus servicios”.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net