Lunes, 22 Jul,2019
Coctelera / JUN 07 2019

Coctelera

En esta edición de la coctelera, entérese: En cuatro sorbos, hablamos sobre la necesidad de proteger a Salento y su biodiversidad de las garras de la megaminería.

Salento I

Desde antes de que se hiciera manifiesta la gran preocupación de la población por la decisión del Tribunal Administrativo del Quindío, TAQ, de invalidar un proyecto de acuerdo del concejo de Salento, que buscaba prohibir la megaminería allí, LA CRÓNICA se trasladó al municipio para trabajar diferentes temas que este viernes se publican en una edición especial dedicada a la localidad y sus pobladores.
 

Salento II

Hablando de opciones que podrían ‘repeler’ la megaminería en Salento, hay un aspecto que podría tomar relevancia y son las áreas de conservación, de las que según informaron desde la oficina ambiental de la localidad, el ‘Municipio Padre’ cuenta con cinco distribuidas en tres ubicaciones: en Cocora, el Camino Nacional y Boquía, todas estratégicamente ubicadas para la protección del agua. A estas se suman las zonas de reserva que tiene la sociedad civil y las de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, que de alguna manera, por determinados decretos, están protegidas.
 

Salento III

Se debe proteger la localidad cordillerana, pues ya tenemos un ejemplo de las consecuencias de grandes excavaciones, perforaciones u obras en las montañas. Se trata de lo que sucedió con la construcción del túnel de La Línea, que a pesar de contar con un plan de manejo ambiental y obras de mitigación, causó estragos en los ecosistemas, especialmente en lo que tiene que ver con los afluentes cercanos. Recordemos que lo sucedido en la ‘Villa del Cacique’ obligó incluso a que la Defensoría del Pueblo, en atención a múltiples denuncias, interpusiera una acción popular para que las entidades involucradas en los trabajos tomaran acciones en las obras de mitigación para que cumplieran bien su función y revertir los efectos nocivos en las quebradas. Esto solo teniendo en cuenta la contaminación del agua por lodos y sedimentos, pero se suma la acusación de ambientalistas sobre la disminución de los caudales y demás afectación en la fauna y flora.
 

Salento IV

Salento alberga más de 250 especies de aves, sus montañas son el hogar de pumas, osos de anteojos, dantas. Últimamente, en el valle de Cocora se ha podido disfrutar del majestuoso cóndor, el ave emblemática que está en el escudo del país; es cuna del árbol nacional, cuenca del afluente más importante del departamento, el río Quindío. Su bosque altoandino abre la ventana al páramo Romerales en lo más alto de la cordillera. Esto solo por mencionar algunas especies y ecosistemas que se verían afectados, porque tiene un sinfín de biodiversidad. Hay que proteger este y cada uno de los municipios quindianos de la megaminería.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net