Domingo, 23 Sep,2018

Opinión / ENE 08 2018

Cómo va Armenia – II parte

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Continúo el informe estadístico en la disertación del ingeniero Uriel Orjuela en la segunda edición del programa ‘Armenia cómo vamos’: 10. El envejecimiento de la ciudad está en un 48,44% con notable crecimiento. 11. En épocas de invierno no se presentan problemas de inundaciones pero sí de deslizamientos. 12. Tenemos 54 quebradas contaminadas, hay catástrofe ambiental en Armenia, dicho por el propio alcalde. Deben construirse 2 nuevas plantas de tratamiento de aguas residuales, Ptar, La Florida cuesta $56 mil millones y Verdum $456 mil millones. 13. La cultura ciudadana ha aumentado, el 55% de los armenios muestra buen comportamiento, falta mucho para obtener el nivel óptimo. 14. Buena gestión en finanzas públicas, se alcanzó una eficiencia histórica del 76,51% en el año 2015. 15. La ciudad cuenta con 396 cámaras de seguridad, se requiere un mayor pie de fuerza.
 

Otras percepciones de los ciudadanos sobre el progreso de la capital las resumo de la siguiente manera: Las obras de la empresa Amable han dado impulso a Armenia, el pavimento y andenes de las calles 21 y 50 son ejemplo de buenas obras, pero faltan las bahías, las zonas verdes y la arborización, necesarias para la belleza y conservación del medio ambiente.

La parálisis del malecón de La Secreta y las obras de La Estación, preocupan al ciudadano por el largo tiempo de suspensión de las mismas; nada se dice sobre las nuevas obras de valorización, sin iniciar, hay desconfianza y malestar de las gentes que han cancelado de contado o por cuotas la contribución, y no se ven los resultados; tampoco se volvió a hablar de la red semafórica.

Algunas bahías frente a edificios de apartamentos y locales comerciales se privatizan por parte de algunos propietarios, colocando cadenas y conos o dejando tractocamiones y vehículos hasta 24 horas continuas. La lentitud de algunos trabajos, como por ejemplo el plan tapa huecos y reparcheo en toda la ciudad y La Calle Real, con perjuicio para residentes y comerciantes.

Parodiando a un político colombiano, el alcalde Carlos Mario Álvarez anuncia que “las grandes obras están por venir” para los años 2018 y 2019; aquí cabe una recomendación para el mandatario antes de iniciarlas: Tener los diseños y presupuestos completos y definidos, la financiación asegurada, contratistas responsables y, lo más importante, interventorías idóneas. Sobra advertir sobre la planificación de las mismas, tema en el cual falla un gran porcentaje de obras grandes y pequeñas en todo el país.

Por último, es urgente despejar a la mayor brevedad el limbo jurídico en que se encuentra la construcción de vivienda en Armenia, el diálogo entre el alcalde y los constructores para concertar las normas que beneficien la capital y no perjudique al gremio, tal como lo solicita Camacol Quindío. 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net