Sabado, 22 Sep,2018

Opinión / JUN 03 2018

Defensa de la familia

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Por las elecciones presidenciales, poco espacio se ha destinado al mes de la Familia y el 15 de mayo pasado establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993 como el día Mundial de esta institución prácticamente paso desapercibido.

No obstante, sus asuntos siempre son de actualidad y todo análisis que busque fortalecerla y defenderla de amenazas debe ser afrontado con seriedad y profundidad. En el caso del Quindío, se registran fenómenos que deben ser motivo de intervención urgente por parte de las autoridades. El suicidio que esta afectando menores, jóvenes y adultos mayores y que este año sobrepasa las 20 personas.

La drogadicción que continúa siendo un lastre para la estabilidad del hogar y en lo cual es necesario intensificar las estrategias de control, prevención y tratamiento correctivo. A este respecto, el pasado domingo el programa Los Informantes del Canal Caracol presentó un preocupante informe acerca de un determinado grupo de recolectores de café contratados por fincas del Quindío, entregados todos al consumo de bazuco y quienes manifestaban abiertamente a la periodista entrevistadora que prácticamente este constituía su estímulo para trabajar, incluso por encima de la propia alimentación. A base de anticipos diarios sobre su remuneración, a los cuales les incluía algún patrón inescrupuloso altísimos altos intereses o incluso el suministro del vicio en algunos casos. Estos trabajadores prácticamente consumen y destruyen su vida, su capacidad laboral y el fruto de su esfuerzo físico. Importante sería que se investigaran estos casos, pues bien sabemos que de ninguna manera es un modelo generalizado en esta región con prestigiosos y honestos empresarios de la caficultura, pero que a la vista de la opinión nacional, constituye un golpe más a la imagen deteriorada en el campo de la política. Lo peor es que según el mismo informe, los dueños de las fincas temerosos manifiestan que no pueden hacer nada.

El valor de la familia no es solamente para los momentos felices o para solucionar problemas día a día. Incluso no solamente en el interior exclusivo de cada unidad familiar, sino además en la necesidad de asumir responsabilidad y solidaridad sobre el entorno, bajo las normas de prudencia, sensatez y caridad, evitando confrontaciones y conservando la armonía en las relaciones comunitarias. Toda familia unida puede ser feliz, independiente de sus dificultades económicas o de otra índole, en tanto que sus integrantes se enfoquen en intereses similares, compartan sus gustos y aficiones y haya interés sincero de unos por otros. Es más, familia unida en la mesa de Jesús, en torno a la Sagrada Eucaristía que hoy conmemoramos, todo le será posible superarlo.

@Alarce4

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net