Viernes, 21 Sep,2018

Opinión / AGO 08 2018

Democracia participativa

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Los que soñamos con una Colombia sin el yugo implacable de la corrupción, incluyente, participativa y equitativa, lo hacemos porque creemos con firmeza que una democracia se fortalece en la medida que los habitantes nos involucramos de forma responsable en la toma de decisiones que nos afectan como sociedad. 

Comprender que con nuestro derecho al voto podemos transformar nuestra propia historia no es una utopía sino una obligación ciudadana que debemos conocer, impulsar y apoyar siempre. Es por ello que no es raro encontrar países como Suiza, por citar un ejemplo, que con un área equivalente a menos del 3% de la extensión de Colombia, es considerada la quinta economía más fuerte del mundo a pesar de tener unos impuestos bajos y con una democracia participativa sin precedentes, cuenta además con una perfecta descentralización permitiendo que sus estados sean soberanos sin ser independientes, promueven la concertación al momento de invertir los recursos del Estado en cada una de las regiones; impulsan consultas ciudadanas con participaciones superiores al 65% cada 4 meses para decidir sobre cualquier asunto que un número de habitantes no menor a 50.000 quiera que se adopten para convertirlas en leyes; ejercen el libre comercio y al mismo tiempo apoyan a su propia industria protegiéndola con incentivos y beneficios tributarios. Optaron desde siempre por tener neutralidad en cualquier conflicto en el exterior y eso les ha permitido utilizar los recursos de defensa en su propio territorio. Todas estas características hacen que sean considerados el país del mundo que más se acerca a una ‘democracia directa’ haciéndolos extraordinariamente fuertes porque justo su sistema político y sus instituciones son respetadas por el conjunto de los ciudadanos. 

Mi invitación es a que participemos este 26 de agosto de manera decidida en la consulta anticorrupción independientemente de si en ella encontremos algún punto en el cual estemos en desacuerdo, pues lo realmente importante es la participación ciudadana para que sea nuestra voluntad la que se vea reflejada en la toma de decisiones frente a este y otros temas no menos importantes en materia económica, social y ambiental entre otros. Adicionalmente debo advertir que quienes deberían apropiarse de esta consulta, como lo son muchos representantes de la propia clase política, no han mostrado su interés de participar con su liderazgo en promover el libre ejercicio de los ciudadanos a decidir sobre estos asuntos de interés general. De allí la importancia que los ciudadanos asumamos el reto de ser nosotros mismos quienes les digamos a esos políticos indiferentes —que en lo único que piensan es en sus propios intereses— que cuando una sociedad se organiza y se empodera de lo público, se fortalece y transforma para beneficio de la misma democracia.
 

Luis Fernando Abad Barón

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net