Miércoles, 17 Jul,2019
Opinión / JUN 15 2019

Día del padre

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Todos los años por esta época, se lleva a cabo la celebración del día del Padre y mañana domingo estaremos cumpliendo con este homenaje a los hombres de cada hogar, que han sido claro está, los que son buenos y excelentes padres y que significan para su familia el soporte no solo económico de su trabajo, sino el apoyo moral, espiritual para sus hijos, dándoles ejemplo de honestidad, de constancia, dedicación y ayudan y colaboran a su esposa en labores propias del hogar y son como el timonel para la formación y educación de sus hijos; aquí vale hacer un reconocimiento a esos que son verdaderos educadores, que son su guía, su autoridad y les imparten una excelente formación; ayudan a la mamá en su crianza y brindan su amor y compañía ejemplarmente.

Es a estos a los que hay que rendir un homenaje tierno, amoroso, con una celebración llena de ternura, de regalos y manifestaciones de muchas maneras, porque se lo merecen. Pero hoy, lamentablemente tenemos que mencionar a los que son maltratadores de sus hijos; aquellos que los educan con golpes, gritos, con maltratos de todo orden, creyendo que esto es formativo. ¡Qué pesar! Porque esos hijos, cuando sean mayores, pueden convertirse en rebeldes sin causa, que huyen del hogar y se pierden en el vicio y llegan a ser probablemente unos delincuentes. Hablemos hoy también, de aquellos que engendran hijos y los dejan abandonados a su suerte; irresponsables que, ante un embarazo, huyen, se esconden o simplemente dicen: No es mío y eluden su responsabilidad. Están los maltratadores de su esposa o compañera, que están generando la tan mencionada violencia intrafamiliar y que en Colombia muchos de ellos están asesinando mujeres. En esta enumeración, debemos mencionar a los padrastros; ya sabemos que hay algunos que son admirables, que llevan a cabo su rol de padres ejemplarmente; pero están también los que son abusadores; los aprovechados, que muchas veces ayudados por las mujeres que en mala hora se emparejaron con ellos, los han acolitado y han llegado hasta la violación de sus hijastros, niños o niñas. El término padres, algunas veces ha sido pésimamente utilizado; si no, veamos cómo los honorables congresistas, son llamados padres de la patria. Qué desfachatez, sobre todo, en la actualidad que se está viviendo en el Congreso, su sitio de trabajo; de enfrentamientos permanentes entre unos y otros, y ese proceder injusto, sometido y doblegado, actuando no como los padres de Colombia, sino como los padrastros, pero de los malos, ya que como decíamos antes, muchos de ellos son buenas personas. Hoy, debemos felicitar a todos los padres admirables, a los que, por su dedicación y amor, se lo merecen. “Una casa es indestructible cuando está sostenida por un padre valiente, una madre prudente y un hijo obediente”, Confucio.

[email protected]


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net