Sabado, 17 Nov,2018

Opinión / ENE 31 2014

Doble calzada

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Mucho se ha hablado sobre el trazado más conveniente para el tramo que cruza el Quindío del proyecto de doble calzada de la vía Cajamarca-Calarcá-La Paila, con ataques de lado de los amigos que buscan que se conserve el actual trazado sobre el proyecto presentado por la empresa privada Odinsa que propone un nuevo trazado.
Quiero aprovechar este espacio para hacer algunas reflexiones de por qué el trazado propuesto por Odinsa es el que más le conviene a la región.

Comenzaré por analizar la conveniencia económica del trazado ya que va a generar un nuevo desarrollo al departamento en la zona sur-oriental y con la posibilidad de acercar  los municipios de la cordillera (Córdoba, Pijao, Buenavista, Génova), al aeropuerto El Edén y a la zona franca del Quindío. Igualmente el departamento se beneficiará al quedar el actual trazado como una vía de excelentes especificaciones para el uso regional.

Desde el punto de vista ambiental hay que tener en cuenta que algún daño se va a presentar en cualquiera de los dos trazados y lo que tenemos que buscar los quindianos es que dicho daño sea mitigado de la mejor manera y con el menor impacto posible. 

Todo proyecto de desarrollo, llámese vías, parques temáticos, construcciones, etc, que se ejecute va a generar algún tipo de impacto ambiental y por eso no podemos decir que no podemos desarrollar ningún tipo de proyecto en la región.

El trazado existente no cumple con las especificaciones contempladas  para los nuevos trazados de las vías de primer orden en cuanto a diseño de velocidades, pendientes, radios de curvatura, etc, lo que obligaría a ser modificaciones que inevitablemente cambiarían el trazado existente en gran parte de la vía.

En el actual trazado se encuentran muchos negocios que el gobierno municipal de Armenia y La Tebaida quieren proteger, pero lo que no se han dado cuenta es que de todas maneras si se ampliara la vía existente desaparecerían dichos negocios por efecto de la ampliación. Adicionalmente las nuevas vías y los nuevos automotores que transitan por ellas no requieren de todo este tipo de negocios que si eran muy importantes hace veinte (20) años. Los automotores actuales poseen una tecnología que les da una autonomía mucho más amplia en cuanto a combustible y a confiabilidad. Igualmente con las nuevas velocidades de diseño los automotores tienen un tiempo más corto en los recorridos lo que les  permite, a sus conductores,  tener menos paradas para alimentarse y descansar.

No quisiera dejar pasar sin mencionar el tema del peaje. Para financiar esta obra se va a requerir de un peaje adicional por cualquiera de los dos trazados, pero lo que ya se tiene claro es que dicho peaje será ubicado en un sitio donde no afecte el libre tránsito sin pago alguno dentro del departamento del Quindío, incluyendo los municipios de la cordillera. 

A propósito de los municipios cordilleranos, estos deben de iniciar un frente común con los vallecaucanos de Caicedonia y Sevilla, para que en el proyecto de Odinsa quede contemplada una vía alimentadora a la altura de Río Verde, lo que los pondría en una situación privilegiada.

aureliomejia60°hotmail.com

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net