Jueves, 19 Sep,2019
Opinión / JUN 10 2019

Donde manda general dan de baja a Coronell

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La sacada de Coronell de la revista Semana es un duro golpe para el periodismo de investigación, que cumple con la tarea básica del oficio: ser contrapoder. Los poderosos pierden los límites y debe haber fuerzas y actores que procuren neutralizarlos. En este caso se trataba nada más y nada menos de evitar la repetición de una de las directrices del ejército que le abría las puertas de nuevo a una de las acciones más macabras del ejercicio de las FF. AA. como lo fueron las ejecuciones extrajudiciales; tal como lo denuncia el New York Times.

Semana se abstuvo de publicar el hecho que suscitó el reclamo de Daniel Coronell a la revista. La respuesta de sus poderosos propietarios Felipe López y la familia Galinski fue echarlo del medio. Nadie podría esperar que Semana, revista que había denunciado valientemente los crímenes, procediera de esta manera.

Este caso para los medios y periodistas regionales es muy preocupante ¿si esto pasa con un periodista tan prestigioso como Daniel Coronell que ha ganado credibilidad por su rigor, que sus columnas le han granjeado la persecución de los sectores más agresivos y regresivos del país que lo han calumniado y llevado al exilio y al desasosiego familiar; qué le puede ocurrir a un valiente columnista o periodista local, sin apoyo de equipos y tradición de investigación con rigor, que le embolatan y dilatan la entrega de información, donde hay casi completamente ausencia de revistas semanales, escasos medios de periodismo electrónico hecho con las uñas y no en pocas ocasiones dependiendo de la pauta oficial?

Recordemos que el periodismo regional ha cobrado muchas víctimas por las denuncias de corrupción, crímenes de Estado y grupos armados. Las raíces del crimen y de la corrupción empiezan en los territorios en donde es más difícil el ejercicio periodístico de investigación. Lo local es el escenario de mayor poder de actores tóxicos para la democracia —públicos, privados y violentos—, en contraste es el de mayor debilidad de medios y periodismo de investigación, amén de la cooptación de funcionarios de los organismos de control. Sin duda hay excepciones.

En el editorial, la revista (26-5-2019) reconoce los errores cometidos, pero olvidó explicar el principal error. Por qué le dieron de baja a Coronell. Esa seguirá siendo “la explicación pendiente”.

Mi solidaridad con Daniel Coronell y con los valientes y solitarios periodistas regionales que cumplen su tarea con rigor en medio de un ambiente escaso y hostil.

Extra. Expreso mi indignación y profundo desconcierto con el gobernador al solicitarle al Tribunal Administrativo del Quindío, que pidió al tribunal tal como lo expresó Claudia Morales “no la revisión, sino declarar la invalidez” del acuerdo del concejo municipal Salento contra la megaminería, contrario a sus promesas de campaña. Le recuerdo el octavo mandamiento: “No darás falsos testimonios, ni mentirás”. No tendrá perdón de Dios, y en la tierra muchos votos perderán sus candidatos.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net