Lunes, 22 Jul,2019
Opinión / OCT 02 2018

Edificar tejido social

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Si en algo debemos empezar a orientar la mirada es en los procesos de desarrollo social, el Quindío al igual que el país debe promover el mejoramiento de la calidad de vida de sus ciudadanos, integrándolos y haciéndolos parte de cada uno de los procesos cívicos y de la toma de decisiones. Claro está esto debe realizarse dentro de un marco de democracia, justicia, equidad, tolerancia y paz.

Para hacer esto posible debemos mirar al hombre como fin primordial del desarrollo, y así rescatar las potencialidades de cada ser humano, en aras de lograr el progreso personal y conjunto.

Hay que poner fin a todas las formas de pobreza, el objetivo es avanzar hacia sociedades más solidarias e igualitarias, promoviendo modelos de desarrollo sostenibles e inclusivos. En primer término para lograr hacer realidad estos prometidos se hace necesario el establecimiento de políticas públicas que favorezcan la igualdad de oportunidades, el desarrollo de competencias y la reconstrucción de valores sociales, siendo este último vital para el orden social y el correcto funcionamiento de las localidades.

En un país como el nuestro con altos niveles de inequidad, es imperativo unir esfuerzos intersectoriales alrededor de los asuntos que determinan la calidad de vida y la competitividad de las regiones. Los propósitos deben ir más allá de los intereses inmediatos de negocios particulares estos deben tener una vigencia a largo plazo donde todos tengamos un lugar.

Por todo lo anterior el desarrollo social debe repensarse desde la humanidad, vista no como medio sino como fin, donde se permita el fortalecimiento de sinergias que comprometan la comunidad, el sector privado y público. Esta promesa de futuro solo será realidad si sumamos esfuerzos en torno a la defensa y cumplimiento de los derechos y deberes que el desarrollo social amerita.

Aún hay un gran camino por recorrer, en el cual hay que dar prioridades sobreponiendo el bienestar conjunto sobre el particular, es el momento de armonizar políticas nacionales con las prioridades locales y así equiparar las oportunidades para todos, e ir cerrando las desventajas sociales y económicas que actualmente enfrentamos.

En este momento es importante no desconocer los avances ejecutados por las diferentes instituciones y gobiernos, por el contrario estas iniciativas deberán formar parte del proceso y avanzar hacia la conformación de ambientes dignos para el desarrollo, la convivencia, y el crecimiento económico.

Vistos los hechos debemos potencializar al departamento del Quindío como un referente, un territorio transformador y dinámico, solo así podremos ir edificando un tejido social y en efecto la sociedad que queremos construir y habitar.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net