Domingo, 23 Sep,2018

Opinión / FEB 22 2018

Educar para la democracia

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Martha Nussbaum, una de las mentes más influyentes de las últimas décadas, y referente imprescindible de la filosofía contemporánea, estuvo en Colombia a finales de 2015 por invitación de la universidad de Antioquia y el Parque Explora.

 

Nussbaum nació en 1947, en Nueva York, estudió literatura clásica y filosofía. Ha enseñado en universidades como Harvard, Oxford y Chicago. Sus primeras publicaciones estuvieron dedicadas a la filosofía antigua, particularmente Aristóteles y Platón. Es autora de numerosas obras, entre las que se destacan: Crear capacidades, Los límites del patriotismo, sin fines de lucro, y las fronteras de la justicia. 

En su visita a nuestro país fue distinguida con un doctorado honoris causa. Al finalizar la ceremonia, dirigió un fuerte discurso contra las sociedades que están formando los estados y sus políticas de educación enfocadas solamente en la rentabilidad. 

En su intervención afirmó que el mundo se está encaminando hacia “naciones de personas con formación técnica, útiles creadores de lucro con imaginaciones torpes. Las democracias tienen grandes potencias racionales e imaginativas. También son propensas a algunos defectos graves en el razonamiento, al parroquialismo, la prisa, la dejadez, el egoísmo, la deferencia a la autoridad y la presión de grupo. Gracias a una educación basada principalmente en la rentabilidad”.

En agosto de 2016 ésta afamada pensadora, escribió una carta abierta al pueblo colombiano. En ella se refirió a la necesidad de fortalecer la educación “A todos los niveles, desde la escuela primaria hasta la educación superior, un compromiso con el fortalecimiento de los valores humanos necesita abarcar tanto el currículo y la pedagogía, dando a los jóvenes la capacidad del pensamiento crítico y la argumentación respetuosa, impartiendo entendimiento de un amplio rango de perspectivas sociales e históricas y también de cultivar la capacidad de imaginar estas perspectivas desde dentro, a través del compromiso con las obras de arte, la literatura y la música. El estudio de la filosofía, la literatura y las artes no es inútil: es de importancia urgente, puesto que todas las personas, cualquiera que sea su trabajo futuro, serán ciudadanos, responsables por el futuro del pacto social”.

En un país como el nuestro dónde la clase política en su mayoría siente desprecio por el conocimiento, pero que además vive preocupada por inventar nuevas formas de esquilmar el erario y manipular a los electores, urge desde la perspectiva de Naussbam una educación que acentúe en el individuo la conciencia de sus responsabilidades como participante activo en una democracia, es decir, como persona que toma decisiones que afectan la vida entera de su comunidad. 

*Exasesor Oficina del Alto Comisionado para la Paz. 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net