Domingo, 18 Nov,2018

Opinión / JUL 01 2018

Ejercicio físico, todo un desafío

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Lo que no se agenda no se cumple. Lo haré con dedicación, tiempo, atención y energía (como debe hacerse con todos los proyectos).

Cada vez que voy al médico, la recomendación, afortunadamente, es que para muchos de mis achaques entre los que figuran dolores musculares, dificultad para dormir o malestares gástricos, la solución está en hacer ejercicio. Esto que en principio es una buena noticia me pone de cara a aceptar que, por alguna razón reciente o relacionada con mis primeros años de infancia o las inseguridades de la adolescencia, mi relación con el deporte no ha sido exitosa.

Puedo decir con propiedad que prácticamente lo he intentado todo. Bueno, como dicen, casi todo. Gimnasio cerca, caminar en grupo para tener apoyo y motivación, asociarlo a algo que me guste para no aburrirme, para lo cual tomé clases de baile, actividad que me encantaba cuando tenía 15. He contratado entrenador personal, seguido tutoriales de YouTube y hasta bajé una aplicación que monitorea el número de pasos diarios que debo dar para lograr la meta calculada según mi peso. 

Como sé, lograr crear una rutina requiere perseverancia y disciplina, he llenado mil programadores diarios con recompensas y también con sanciones; he sincronizado el celular con una alarma que me acuerda que es hora de salir a trotar. He acudido a los buenos amigos para que oficien de “couches” deportivos, me manden mensajes alentadores por WhatsApp y me den ánimo cuando no soy capaz ni de mirar la elíptica o la bici de spinning que adecué en un pequeño cuarto de mi casa.

Leo permanentemente artículos sobre los innumerables beneficios que genera hacer deporte y que tienen que ver con una condición tan preciada en este tiempo y es la de sentirse bien y elevar los niveles de satisfacción personal. Todas las evidencias muestran que no hay nada mejor para bajar el estrés, dosificar las preocupaciones o disminuir la ansiedad. Reviso estudios que muestran, para completar la lista, que también aumenta la producción en el cerebro de los neurotransmisores (serotonina, las endorfinas, la dopamina, la noradrenalina entre otras), sustancias que actúan como un mecanismo natural de las personas, encargadas de hacerlas sentir descansadas, más alegres y felices. Eso sin contar que es la única forma, después de hacer dieta estricta, de perder peso y aumentar la autoestima.

Confieso que toda esta “revisión bibliográfica”, la hago con la esperanza de que aparezca una fórmula mágica que diga cómo mantener una actividad física sin tanto esfuerzo. Pero como soy consciente de que hacer ejercicio en dosis adecuadas es un hábito de vida sano, que muchas personas lo han logrado, aunque a otras nos resulte esquivo, he decidido intentarlo de nuevo. Descubrí el método 30M. Que consiste básicamente en que todos disponemos de 24 horas al día para lo que queramos hacer. Solo necesitamos media hora diaria para ejercitarnos. Es importante aclarar que no se trata de cualquier ejercicio, debe ser vigoroso y sostenido. Aun así, la propuesta suena racional y amigable. 

Empezaré a partir de hoy 1 de julio de 2018 (lo que no se agenda no se cumple) y con la publicación de esta columna como testigo. 

Lo haré con dedicación, tiempo, atención y energía (como debe hacerse con todos los proyectos que se emprenden). Todo parece indicar que solo es cuestión de decisión, valentía, paciencia, resistencia a la frustración, voluntad y unas cuantas habilidades más y una que otra frase inspiradora que se repita como un mantra 10 veces cada día. ¡Fácil!

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net