Domingo, 18 Nov,2018

Opinión / JUL 29 2018

El dinero y la pareja

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Aunque en la mayoría de los casos cuando las parejas deciden compartir la vida juntos prometen no pelear por plata, una encuesta reciente reveló que el dinero es una de las principales causas de conflicto en el matrimonio.

Lo que veo en quienes me consultan es que a pesar de que este es un tema que ambos consideran importante y son conscientes de que conversar y hacer acuerdos da tranquilidad y orden, la mayoría de las veces les cuesta trabajo ponerlo sobre la mesa. Conocer la importancia y el valor que los miembros de la pareja le adjudican al dinero no es una conversación que todos puedan lograr. Incluso algunos opinan que tratar el tema de la plata se ha convertido en un tabú más grande que hablar de sexo.

Esto resulta comprensible ya que el dinero es una dimensión que no solo se relaciona con la parte económica, también incluye el sistema de valores y creencias de cada uno. Tiene un significado emocional y social y en la práctica está asociado con aspectos como el poder, el control, el reconocimiento o el desarrollo personal. El manejo del dinero tiene en su base los conceptos de “lo mío, lo tuyo o lo nuestro” y por lo tanto llegar a acuerdos puede despertar susceptibilidades y generar confrontación. 

Es frecuente que las personas piensen que es un tema polémico o incluso poco romántico y que poner en perspectiva el sentido que lo económico tiene en la relación puede llegar hasta ser una actitud mezquina que puede sugerir falta de afecto o consideración por el otro.

El problema es que si no se habla con apertura y respeto, los reclamos, los cuestionamientos o la inconformidad, terminan gestionándose a través de reproches, indirectas rencor y cuentas de cobro afectivas. Estos choques pueden ir deteriorando la confianza y afectando otras áreas de la relación.

Realmente el valor que cada uno le da dinero y el interés en su manejo es un desafío que trae tanto satisfacciones y logros como frustraciones y malos entendidos. Es un tema de fricción pero paradójicamente también de unión. Muchas parejas constituyen verdaderas sociedades para manejar con éxito las finanzas y lograr que respondan a las necesidades de la pareja en conjunto y genere beneficios para cada uno individualmente. 

Resulta muy productivo invertir tiempo y dedicación para identificar las expectativas, la historia individual o las experiencias previas sobre este tema, sin que se vuelva en un caballito de batalla que se incluye en todas las conversaciones y la vida diaria. Todas las personas tienen conceptos diferentes sobre el dinero, cómo invertirlo, cómo ahorrarlo o cómo gastarlo. 

Lo cierto es que queramos o no el dinero ocupa un lugar importante en la vida de las personas y tratándose de la relación de pareja cobra una mayor relevancia para volverlo un aliado que los lleve a trabajar por un proyecto común que estreche los vínculos de afecto.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net