Domingo, 18 Nov,2018

Opinión / JUL 31 2018

El intocable

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

De acuerdo con la constitución nacional en Colombia existe un estado social de derecho, lo que significa que no puede haber nadie que esté por encima del ordenamiento jurídico y de las instituciones; y en su artículo 4 establece que es deber de los nacionales acatar la constitución y las leyes, y respetar y obedecer a las autoridades. Sin embargo, en nuestro país hay una excepción Álvaro Uribe Vélez, sus hijos y su hermano Santiago, acusado por ser el gestor del grupo paramilitar los 12 apóstoles, autor de varios homicidios.

Desde hace muchos años existen numerosas denuncias y acusaciones contra el senador Uribe y a pesar de las evidencias, pruebas y testimonios goza de total impunidad. Es investigado por la posible participación en delitos como las ejecuciones extrajudiciales, por la conformación del Bloque Metro en su hacienda Guacharacas, las masacres de El Aro y La Granja declaradas crímenes de lesa humanidad, el homicidio del defensor de los derechos humanos Jesús María Valle, autorización de pistas clandestinas a los narcotraficantes, las chuzadas del DAS, Agrorobo seguro, el cohecho para su reelección, manipulación de testigos, soborno, fraude procesal, etc.

En total son 276 investigaciones, la mayoría de los casos en la Comisión de Absoluciones de la Cámara, que los políticos crearon para blindarse y garantizar impunidad a los aforados. En los tribunales y cortes del poder judicial tiene 29 investigaciones que no avanzan, porque están cooptados por el ejecutivo a través del presupuesto, clientelismo o amenazas de reformas a la justicia para recortar atribuciones y beneficios a jueces y magistrados. Además de otras denuncias ante la Corte Penal Internacional.

Los mismos paramilitares le temen y dicen que es tan poderoso que parece un dios. Varios testigos en su contra o su hermano, han sido asesinados y Uribe los ha considerado ‘buenos muertos’ Al testigo Juan Guillermo Monsalve lo han intentado asesinar en dos oportunidades al no ceder a las presiones para que se retracte de sus declaraciones contra el intocable. 

Uribe con hipocresía dice que respeta el estado de derecho y las instituciones, pero cuando fue citado a la fiscalía, fue a embolarse los zapatos, espió las sesiones de la Corte Suprema de Justicia, se refiere con palabras soeces a los magistrados, pregunta con cálculo judicial cuándo terminan su periodo y en vez de defenderse ante los estrados judiciales, lo hace ante los medios de comunicación para buscar presión de la opinión pública. 
Como buen maquiavélico su estrategia es que la mejor defensa es un buen contraataque, utilizando mentiras para descalificar a sus investigadores y las instituciones por politizadas. El soberbio perseguidor en su gobierno contra todo el que pensara diferente o no se acomodara a sus requerimientos; hoy con falsedades se declara perseguido y para eludir la acción de la CSJ, renuncia al Senado, irrespetando a todos sus electores. 

El autoritario con el poder, ante las contundentes pruebas de la corte, demuestra debilidad y cobardía buscando ser juzgado por un fiscal de bolsillo y un juez complaciente para que archiven la investigación o lo declaren inocente. Pero tarde o temprano la Corte Penal Internacional ante la inoperancia y la complicidad de la justicia colombiana, lo juzgará como a Pinochet o a Fujimori. En cualquier otro país del mundo el intocable estaría en la cárcel. 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net