Viernes, 21 Sep,2018

Opinión / FEB 15 2018

El odio y sus estragos

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En las redes sociales se compartió lo ocurrido con la visita de Rodrigo Londoño a nuestra ciudad. Videos, comentarios y publicaciones de todo tipo que destilaban odio contra dicha persona inundaron la red.

Si bien es comprensible el enojo, molestia o alteración de muchos ante el ingreso a la escena política de quienes son considerados por muchos, como la encarnación de los males y demonios de nuestra historia más reciente, me gustaría llamar la atención sobre los siguientes interrogantes: ¿será mediante la violencia que se debe manifestar el malestar ante un pasado violento?, ¿será verdad que somos violentos por naturaleza de modo que nunca nos quitaremos ese estigma de encima?, ¿no es el diálogo, el respeto por la diferencia y la tolerancia, los valores que deberían imperar en la interacción humana?, ¿por qué no hemos reaccionado así ante los corruptos que se roban el dinero de la salud, la educación, y la inversión social?, ¿qué hay de los otros actores del conflicto?, ¿será que es mejor que sigan en el monte, enfrentados con sus compatriotas?, ¿a caso guerrilleros, policías, militares y campesinos, no son también parte del pueblo?, ¿no son también padres, madres, hijos y vecinos?, y ¿no es más conveniente que democráticamente cada quien con su conciencia y criterio elija en las urnas?

Que alguien lance un insulto en medio de la agitación, es bien diferente a llegar a acciones de vandalismo propias de una turba. Hay que recordar que una estrategia de aquellos que ostentan el poder hace siglos, legada de generación en generación, es exacerbar las diferencias entre la población para movilizar masas enfurecidas y de esta manera usarlas en favor de sus intereses (llámese mantenerse en el poder y seguirse enriqueciendo a costa de la pobreza y miseria de la gran mayoría). Es muy sintomático que a pesar de que se han destapado muchísimos casos de corrupción, de que se sepa quiénes y cómo se roban la plata, de que tantos estén presos, prófugos, inhabilitados o con procesos abiertos, nosotros, el pueblo, sigamos depositando nuestro voto en los mismos de siempre, esperando que esta vez quizá será diferente y que ahora sí generarán empleo, garantizaran una atención en salud digna y de calidad para todos, financiaran la educación pública con miras a fortalecer el recurso humano, mayor factor de desarrollo de cualquier sociedad; y a generar ciencia y tecnología, a proteger el agua, nuestros recursos naturales y en general el medio ambiente del que depende nuestra supervivencia como especie. Y más sintomático aún, es que aspiremos en cada elección a superar la inequidad y tener una paz con justicia social, cuando nosotros mismos seguimos actuando desde la desinformación y el odio, permitiendo que nos manipulen los intereses mezquinos de los de siempre. El problema no es quién hace política, sino con qué criterio elegimos en política. Si se firmó un acuerdo de paz que ha mostrado en cifras la disminución enorme de muertes en el país, es lógico que los actores del proceso hagan política, así como también es lógico que quien no sea partidario de los mismos no han de votar por ellos; pero no podemos enceguecernos en el odio y con esa excusa descuidar lo que constituye un deber ciudadano que debe ser asumido con la mayor responsabilidad. Apostémosle a la paz, a la madurez y la sabiduría, como lo han hecho quienes se vieron directamente afectados por tantos años de guerra; y de esa enorme lista de candidatos a senado, cámara y presidente, elijamos a quien represente los intereses y necesidades del pueblo.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net