Miércoles, 19 Jun,2019
Opinión / MAR 25 2018

El poder personal de las mujeres

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Hace algunos años para celebrar el Día Internacional de la Mujer me invitaron a escribir un texto que publiqué en este diario. Ahora, después de leerlo nuevamente, y a propósito de muchos acontecimientos alrededor de la mujer de hoy, siento que quisiera volver a decir lo mismo (con alguna edición) para lo cual pido a mis lectores licencia para repetir. 

El poder de la palabra 

Las mujeres tenemos la facilidad para poner en palabras lo que pensamos, creemos y sentimos. Hablando las mujeres nos ordenamos mentalmente. A través de la palabra las mujeres les contamos cuentos a los niños, les cantamos canciones de cuna, les transmitimos historias y creencias; les enseñamos a rezar, a crecer y a ser buenas personas. Hablamos sobre nuestras vivencias, reconstruimos historias, hacemos acuerdos y construimos realidades, en la familia, el barrio o la ciudad. La conversación es el pegamento con el cual sellamos las relaciones con los otros.

El poder de las emociones y la sensibilidad

Somos expertas en el ámbito de las emociones, tenemos la fortuna de poder experimentar una amplia gama de sentimientos y de haber desarrollado durante siglos diversas formas de expresarlos.

Poseemos en abundancia una de las fuerzas más poderosas de los seres humanos: el afecto. Con ella construimos empresas, dirigimos países y armamos una familia; nada más sólido que el vínculo madre-hijo, formado a través de sus caricias, sonrisas y cuidados. 

El poder de crear 

Las mujeres tenemos el don de hacer hogar, de agrupar y construir alrededor de un objetivo, un ideal o una vivencia a través de la generosidad, capacidad para compartir y dar en abundancia. Las mujeres se preocupan genuinamente por el bienestar de los demás, motivan, impulsan, tienen una visión de futuro que ilumina grandes y pequeños proyectos. Las mujeres hemos mantenido durante siglos la cultura, recreado las tradiciones y transmitido los valores a las nuevas generaciones. 

El poder de encontrar soluciones

Las mujeres poseemos una gran capacidad para encontrar soluciones a las situaciones vitales; nos adaptamos con una versatilidad asombrosa a los cambios. Somos recursivas, ingeniosas y creativas. Se nos ocurren mil maneras de solucionar un problema colectivo, preparar una comida, reconstruir una empresa o enseñar virtudes a un niño. Vemos en las crisis una oportunidad y tenemos la capacidad de la resiliencia, esa habilidad maravillosa de construir en la adversidad. Tenemos el poder de reparar, reponernos y comenzar de nuevo.

Pero como ocurre en las series de dibujos animados este poder de las mujeres se activa a través de un mecanismo y este es la buena compañía de nuestros hijos, maridos, compañeros, amigos. Con quienes sea posible establecer relaciones de bienestar y cooperación mutua y trabajar para mantener nuestra identidad y dignidad en la equidad y no en la competencia y la lucha.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net