Domingo, 25 Ago,2019
Opinión / OCT 23 2018

El que me tocó

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Casi con atención permanente y mucha emoción he leído las memorias del escritor y notable periodista Enrique Santos Calderón, un libro imprescindible que recorre un período crucial de nuestra historia, su propia vida personal, sus estudios, viajes, los derroteros de su vida en El Tiempo, su relación maravillosa con su tío abuelo Eduardo Santos, su padrino, los avatares de su agudeza crítica como columnista, su incursión en la política de izquierda y, sin duda, su condición precursora del acuerdo de paz con las Farc: “Este es, pues, mi testimonio de salida. Para rememorar, revivir y reflexionar sobre lo recordado, no se necesita más que esto, una mente abierta, lápiz, papel y una vida vivida a fondo. No hay que pedir más” (pág. 283).

Primogénito de una familia prestigiosa en el periodismo y la política, Santos Calderón desarrolla el testimonio de una época crucial que cubre los grandes acontecimientos de los años sesenta, hasta la inauguración del gobierno Duque; con una formación inicial en Filosofía y Letras en la universidad de Los Andes, especialización en Ciencia Política en Alemania y una vasta preparación en periodismo que lo vinculó temprano con El Tiempo de la mano del expresidente Eduardo Santos, en unión de Luis Carlos Galán y Daniel Samper Pizano, sus amigos de toda la vida, y que después lo consagró en su célebre columna Contraescape, probablemente la más leída en Colombia por años.

Amigo de García Márquez, de Fidel y de muchos dirigentes de izquierda, la creación de la revista Alternativa, en unión con el premio Nobel, fue una bocanada de renovación democrática que duró poco pero le ayudó al país.

No es ajena a nuestra propia experiencia vital los temas vibrantes y la historia personal de un personaje cosido a la historia reciente de Colombia; es dable recalcar su compromiso con el saber, su amor por la patria atormentada y su divorcio con las directrices burguesas del diario de los Santos; todo ello complementado con su papel clave en la etapa previa a las negociaciones, definitivas en mi sentir, para los sucesos posteriores.

En este espacio no alcanzo a reseñar a fondo los valiosos temas que incluye Enrique en sus memorias, invito desde luego a leerlas, una vida bien trabajada y bien vivida. Recomiendo.

1 Santos Calderón, Enrique. Octubre 2018. El país que me tocó. Random House. 2.183 páginas.

Roberto Burgos Cantor.

Registro con inmenso dolor la muerte del escritor cartagenero, autor de novelas, cuentos y ensayos de gran valor literario; hace poco comenté su última obra Ver lo que veo, excelente mirada a su bella ciudad. Trabajaba con ahínco y amor por el saber, Dios lo tenga en su gloria.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net