Viernes, 21 Sep,2018

Opinión / JUN 04 2018

El rotarismo vive

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Durante el fin de semana, en el centro metropolitano de convenciones  de Armenia se llevó a cabo la V Conferencia Distrital Rotaria, un evento que convocó a más de 800 integrantes de esta organización cívica internacional, provenientes de diversos territorios colombianos.

 

Se trata de personas dedicadas al servicio a los demás, a ejercer  con convicción el valor de la solidaridad y a dar de sí mismos para los más necesitados. Ellos se dieron cita en el corazón del Paisaje Cultural Cafetero, para conocer las iniciativas que los clubes de esta región del mundo adelantan en beneficio de los niños, los jóvenes, los adolescentes, los animales, los ancianos, la naturaleza y en general, la humanidad.

Esta organización fue fundada en 1905 por el abogado norteamericano Paul Harris. Surgió como una alternativa para hacer de la amistad una ocasión de ayuda a los demás, fomentar la práctica de la ética en los negocios, generar la paz y la comprensión internacional.

Inició con cuatro personas que se reunían para encontrar maneras de ser mejores y servir a otros y se ha expandido por el mundo, teniendo hoy presencia en todos los continentes, contando con colectivos en cada país y agrupando a más de un millón y medio de hombres y mujeres que han hecho de la ayuda a los demás, un estilo de vida.

Armenia fue esta vez la sede de un encuentro anual, donde los rotarios conocen lo que están haciendo y la manera en la que están impactando a las comunidades. Además, pudieron apreciar la belleza del Quindío, visitando el Parque del Café y Pueblo Tapao, dos rincones preciosos de nuestro departamento.

Se llevó a cabo una agenda académica, donde conferencistas de talla nacional e internacional compartieron con los participantes en torno a diferentes temas de interés general: ambiente, desarrollo personal, cuidado del agua, compromiso social, erradicación de la polio, etc.

Esta reunión de personas de Boyacá, Bogotá, Valle del Cauca, San Andrés, Caldas, Risaralda, Huila, Cauca y Tolima, entre otros, evidencia que este movimiento mundial está vivo, siendo semilla poderosa de bien y amor, impactando la vida de una gran cantidad de seres humanos, generando esperanza en enfermos y abandonados, en pobres y vulnerados y demostrando —como lo reza el lema para el presente año—, que cada persona, puede hacer la diferencia.

Quien ayuda a otro, aquel que es capaz de identificarse con su dolor y carencia, abrir su corazón ante su necesidad para buscar alternativas de respuesta, ser fuente de posibilidad para alguien más, compartir de aquello que tiene y generar opciones para los demás, hace algo maravilloso. Liderar causas benéficas y en general, hacer algo bueno por otros, es lo que se puede hacer para que podamos consolidar en este mundo un lugar mejor, para enfrentar de alguna manera la injusticia e inequidad que se presentan y en general, propiciar más justicia, fraternidad, respeto y comprensión en el mundo.

Los rotarios generan una diferencia poderosa en los diversos territorios donde sirven, lo hacen desde la conciencia, el amor y la solidaridad, son sembradores de las mejores cosas y por eso, decir que el movimiento está vivo y fuerte, constituye una promesa para la humanidad.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net