Jueves, 20 Sep,2018

Opinión / ABR 30 2018

El vía crucis de la construcción

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La construcción de vivienda es uno de los principales motores de desarrollo de un país; 33 insumos hacen parte de esta locomotora hoy acelerada en las capitales, por ejemplo: mano de obra, cemento, agregados pétreos, madera, cerámica, ascensor, hierro, metales, tuberías, cables, etc. 

Armenia tiene alrededor de 70 programas que generan más de 5.000 empleos, número que viene disminuyendo a medida que el sector pierde el buen ritmo que traía durante los últimos 5 años, ocasionado por los decretos de la alcaldía que quizás no son el fruto del estudio detallado y la cabeza fría para no perjudicar a las firmas constructoras y a la ciudad; casas, apartamentos y centros comerciales que muestran el progreso de la misma y su embellecimiento.

Los titulares y comentarios de la prensa a nivel nacional no han sido benévolos con nuestra ciudad y despiertan un ánimo de desprecio no solo hacia los constructores sino hacia todo el departamento. El columnista Jorge Iván Cuervo R. publicó la semana anterior en el diario El Espectador en la edición del 20 de abril, un artículo titulado Corrupción en el paraíso, en uno de sus apartes expresa lo siguiente: “El visitante en Armenia advierte un desorden urbanístico y social que contrasta con la magnanimidad del paisaje, es como si no hubiera estado, como si no hubiera el más mínimo rasgo de gobernabilidad”. Duras palabras que nos afectan a todos y que, además, distan mucho de la realidad y muestra el total desconocimiento del territorio.

La oficina de Planeación de la capital de la mano con el señor alcalde deben proyectarla hacia los próximos 20 o 30 años y no trabajar el día a día y la improvisación con normas de corto plazo que en vez de pensar en el futuro de Armenia, perjudica su desarrollo y golpea con fuerza al gremio de la construcción. La dependencia más importante de cualquier ciudad es la dirección de Planeación; le sugiero al señor alcalde Carlos Mario Álvarez Morales que la fortalezca con la inclusión de ingenieros y arquitectos que les duela la capital, ayuden a proyectarla a largo plazo y colaboren en la elaboración del nuevo POT.

Los decretos de la alcaldía y la suspensión de normas por parte de la Procuraduría, merecen el diálogo y la concertación entre las partes, siempre pensando en el futuro de una ciudad en crecimiento. Es mejor densificar y no extenderla más hacia la periferia, con los problemas que acarrea de servicios públicos, vías, transporte, salud y educación.

Si a la corrupción que sufrimos le agregamos la falta de planeación, la recesión económica, el desempleo y la parálisis de la construcción…¿qué será de Armenia en el futuro inmediato?

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net