Jueves, 15 Nov,2018

Opinión / AGO 12 2018

¿En qué consiste la modernidad? II

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La modernidad se define con relación a un ideal que se renueva constantemente

El concepto de modernidad proviene de la época antigua y su significado cambia a través de los siglos. No se define respecto a obras maestras de la literatura o del arte, sino con relación a un ideal que se renueva constantemente. En la historiografía hallamos los términos modernus, moderno y modernidad. El adverbio latino antiguo modo – entendido en su acepción temporal como “ahora”, “hace un momento”, “hace poco tiempo”, “últimamente”, da origen al adjetivo modernus (siglo V d. de Cristo) y  al sustantivo medioeval modernitas. El adjetivo modernus significa lo que acontece recientemente y que vale para el momento o época en que se habla. Charles Baudelaire en El pintor de la vida moderna (1860, 1863) entiende la modernidad como lo transitorio, lo contingente, lo opuesto a lo eterno e inmutable. La modernidad marca el tránsito de la antigüedad romana al mundo cristiano con la idea de algo nuevo y actual. En el siglo IX después de Cristo designa el nuevo imperio de Carlomagno y en la filosofía los “modernos” designan autores cristianos en oposición a autores paganos de la antigüedad. 

Esta significación histórica es cronológica, abarca la periodización del tiempo en acontecimientos vitales y su dimensión dinámica, con dos acepciones más precisas. Una primera modernidad en el renacimiento rechaza la herencia medioeval considerada, por algunos, tenebrosa y oscurantista. Son temas del humanismo naciente con actitud moderna y “retorno” a los clásicos que no pasan de moda, son siempre actuales y verdaderos. Así la antigüedad greco-latina se idealiza como modelo para el arte, la literatura y la filosofía, en oposición a la Edad Media.

Una segunda modernidad tiene una ubicación temporal en los siglos XVII Y XVIII en ruptura con los Antiguos. Esta actitud se caracteriza por la autonomía de la razón y de la conciencia, el problema del yo y la subjetividad, proporcionando reflexiones para la creación humana de reglas y normas. Es la figura del “agente económico” (homo oeconomicus) capaz de calcular la relación entre los medios de que dispone y los fines que persigue, entendida como interrelación entre cálculos individuales y el mercado como norma. En ese contexto se comprende el Tratado de la naturaleza humana del filósofo David Hume, donde redefine la noción de justicia en función de la psicología individual y la realidad social empírica, la cual tratará Adam Smith en Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones. En los conceptos de modernidad subyacen los imaginarios y valores de estos tiempos. Entonces, ¿cuáles son los valores propios a la “modernidad”?

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net