Domingo, 24 Mar,2019
Opinión / FEB 11 2019

En serio y en broma

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Una constante en la historia de las masacres, es la negación de las mismas, o la re victimización de la víctima, haciéndola culpable de su muerte. Para los turcos el genocidio armenio, no existió. En las masacres del Aro, Zaragoza y otras, los culpables fueron los muertos, porque eran comunistas.

Es muy loable el viaje de los concejales de Armenia, ir a Turquía a investigar si en realidad existió el exterminio armenio, y si existió, quiénes fueron los culpables. Ojalá en sus exhaustivas investigaciones no lleguen a la conclusión de que los genocidas fueron los turcos, porque seguramente les tocaría pagar de su bolsillo el tiquete de regreso. Pues fueron invitados a dar fe de que la masacre armenia es un embuste.

Al igual que en Turquía, en Colombia, se ha pretendido ignorar las masacres que tiñeron de llanto y sangre nuestros pueblos. Si los concejales, discípulos de Sherlock Holmes logran concluir que la masacre sí existió, los propongo para que remplacen a los actuales miembros de la comisión de la verdad.

Pero podemos ir más allá, hay en la historia una serie de acontecimientos, aún indescifrados, que requieren la atención de los concejales sherlockianos. Sería un gran aporte aclarar las nebulosas de la humanidad. Si de paso por la noble Grecia, investigan sobre el Partenón, de pronto concluyen que este fue construido por los tatatatarabuelos Luís Carlos Sarmiento. Pero siendo más juiciosos y más en serio, pueden encontrar que las Troyanas de Eurípides, no son un virus informático sino un canto pacifista que exalta el destino de las mujeres de los héroes en la guerra de Troya.    

La noble labor del alcalde y sus concejales será mucho más noble, si además de descubrir que no hubo genocidio armenio, y que la guerra de Troya se dio por amor y no por tierra, descubren cuál es la marca del parlante de la anunciación, con qué pintura, pintaron el mar Rojo, y sí EPM tuvo algo que ver en la muerte del Mar Muerto como un Hidroituango bíblico, y concluyen que los filisteos eran descendientes de los filibusteros. Si logran descubrir por qué mataron a Betty si era tan buena muchacha, podemos postularlos para que hagan parte del salón de la justicia, o como mínimo, a que reciban el cordón de los fundadores, aunque crean que este es para amarrarse los zapatos. El día de la entrada triunfal de los concejales y el alcalde, al salón de la fama de Armenia, lo harán con un informe sobre quién le cortó la mano a Pinga Pérez, dónde está el anillo fálico del Mocho Jaramillo y por qué perdió la razón la legendaria Buche.

Creo que sería mejor que en ese discurso, nos informaran qué tuvo que ver con el viaje el grupo empresarial Ciner, empresa turca, dueña de las refinerías de oro más grandes del mundo, que ha invitado a los alcaldes y concejales de las ciudades latinoamericanas, asentadas sobre el oro, corrompiéndolos para que comprometan su territorio.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net