Jueves, 15 Nov,2018

Opinión / AGO 26 2018

Es contra la corrupción

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Al menos por hoy Colombia debería olvidar su tendencia a la polarización que desde tantos años atrás nos carcome, para enfrentar la lucha radical de rechazo a ese cáncer de la corrupción que nos destruye.

Independiente de quién la está promoviendo, del camino que deba seguir ahora el proceso con reforma constitucional o de otras consideraciones que ciertos personajes de modo extemporáneo le han hecho a la consulta, considero un deber moral y patriótico, acudir a las urnas a apoyar y ante todo a manifestarnos en la búsqueda de nuevos horizontes de honestidad, de transparencia en el manejo de los dineros públicos que deben ser sagrados e intocables hacia destinos que efectivamente propendan por el mejoramiento de la calidad de vida de toda la población y no de unos cuantos delincuentes, antisociales que llegan a los cargos públicos, no a servir, sino a buscar la forma de apropiarse de ellos para su exclusivo beneficio. Es el peor crimen que cometen en contra de tantos seres humanos condenados a la miseria y abandono en las calles, bajo los puentes, sin un mendrugo de pan, sin asistencia en salud, sin techo, sin educación, en resumen, sin las condiciones mínimas de una vida digna, porque esos miserables politiqueros ladrones de cuello blanco se han apoderado de lo que también a ellos debería favorecer. La corrupción debe considerarse delito de lesa humanidad, no sujeto a negociación como ahora sucede para conseguir beneficios en rebajas de penas, en reclusión bajo condiciones privilegiadas o en la posibilidad de conservar para si gran parte del botín robado.

Hoy debe ser un día generalizado de protesta acudiendo a las urnas, de exigencia a la clase política para que paren ya la guachafita; demostrar que no estamos dispuestos a permitir que nos sigan robando, sin que esto signifique que apoyamos al movimiento político que promueve la consulta. Eso está claro. Estamos exigiendo que se den los pasos necesarios por la reconstrucción de país transparente. Se sabe que el paso de hoy no es suficiente, ni definitivo, pero si trascendente para avanzar, pues hasta ahora la dirigencia ha hecho caso omiso a esta imperiosa e impostergable necesidad. Y no debe ser con pañitos de agua tibia. Si es necesario que se reforme la Constitución, pues también eso debe ser de obligatoria aplicación por los legisladores que por unanimidad aprobaron realizar el proceso. 

Por Colombia, por nuestras familias, por los abandonados en la miseria digámosle sí a la consulta. Aprovechemos esta oportunidad y continuemos alerta para que el mandato a los legisladores de acatar las decisiones, se cumpla, sin dilaciones y sin las consabidas y preconcebidas disculpas del típico politiquero para no hacer lo prometido.
 

@Alarce4

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net