Miércoles, 19 Jun,2019
Opinión / MAY 26 2019

Filosofía y Medicina I

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El interés colectivo e individual por la salud y la vida es natural en la medida en que nos concierne a todos desde el nacimiento hasta la muerte. Esto nos lleva a debates más profundos sobre la salud y su relación con otras disciplinas científicas y humanas. Por esta razón la filosofía y su relación con la medicina siempre están presente desde la antigüedad, no solamente en la fundamentación ética sino en su aproximación a disciplinas como historia, lógica, retórica, geografía, psicología, antropología, economía.

 

Es necesaria una reflexión histórica de las múltiples interrelaciones entre las disciplinas científicas y humanas porque, por ejemplo, la medicina se configura como una forma de saber y adquisición de conocimiento, como arte y ciencia, de acuerdo a una experiencia específica frente a discursos religiosos sobre la enfermedad. Así se desarrolla desde mediados del siglo V antes de nuestra era común lo que se denomina  el corpus hipocrático en dos vertientes: una según la cual el arte médico no progresa desconociendo la naturaleza humana que está unida al estudio del universo y de la cosmología, otra según la cual solo por la medicina entendemos esa naturaleza como única forma de actuar en ella. 

Es claro que la filosofía no se confunde con la medicina. Una aproximación histórica de la filosofía de la medicina indica que la obra de Aristóteles impulsa la relación entre la filosofía de la naturaleza y la medicina como aparece en el corpus hipocrático. El filósofo hace de lo físico —naturaleza— la figura clave del conocimiento, porque desde la articulación de los procesos naturales elabora una doctrina de las cualidades de los elementos, más una concepción de los procesos de la vida animal y el aporte de un saber anatómico-fisiológico. Así el saber médico como “ciencia natural”, que no puede concebirse sin la materia, se integra al pensamiento filosófico.

Los filósofos admiten que el desarrollo del saber médico se acercaría más que la filosofía al conocimiento del ser humano; los médicos, a veces conciben la importancia de la invasión filosófica y de su necesidad en teorías médicas. De esta manera, la medicina se presenta como un arte —tecné— especializado con una deontología propia —el Juramento de Hipócrates— y una articulación entre práctica y saber. Platón aporta la cualidad del cuerpo, la fuerza, que daría lugar a la virtud —areté—. En los escritos de Aristóteles se encuentra la noción del justo medio, importante para su ética. La filosofía, entonces, proporciona a la medicina una metodología y un sistema de categorías analíticas como naturaleza, experiencia, causa, cambio, salud, enfermedad, vida sana. Alrededor de estas categorías se entrecruzan medicina y filosofía.  

 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net