Jueves, 18 Jul,2019
Editorial / ABR 18 2019

Firmas reales

Vale la pena estar pendientes de los movimientos que adelanten estos grupos significativos, de manera que honren su apuesta independiente y de calado ciudadano, y encarnen una promesa ética y electoral seria, muy seria como lo reclama la coyuntura y no un atajo tramposo.

Firmas reales

La espuma política ha ido creciendo no solo con el movimiento de agendas abiertas y ocultas de candidatos y candidaturas. Se siente el efecto que está produciendo la tarea de recolección de firmas en la medida que haya sido tomada esta decisión desde los mínimos de la ética política. El próximo 27 de junio vence el término para el registro de los comités de grupos significativos de ciudadanos, movimientos sociales y de comités independientes promotores del voto en blanco.

Según el Consejo Nacional Electoral, CNE, los grupos significativos de ciudadanos no suponen una organización permanente, sino la simple coyuntura de postular listas y candidatos en un determinado certamen electoral. Normalmente a eso se limita su propósito, aunque podrían adoptar estatutos para disciplinar el comportamiento de bancada de sus elegidos, además, mantienen el derecho de postular listas de candidatos para reemplazar los alcaldes y gobernadores elegidos, en los casos que la ley así lo permita. Difiere del movimiento social, en la medida en que el grupo significativo de ciudadanos solo puede estar conformado por personas naturales.

Todos los ciudadanos tienen derecho a participar en la conformación, ejercicio y control del poder político. Tienen derecho a elegir y ser elegidos, a tomar parte en elecciones, plebiscitos, referendos, consultas populares y otras formas de participación ciudadana. Asimismo, a construir partidos, movimientos y agrupaciones políticas, a formar parte de ellos libremente y a difundir sus ideas.

Con la ley 130 de 1994 se dio inicio a la conformación de los grupos significativos de ciudadanos en Colombia como otra forma de participación en los certámenes electorales. De acuerdo con el artículo 9 de dicha ley, “los grupos de ciudadanos que reúnan el número de firmas correspondiente al 20% del resultado de dividir el censo electoral de la circunscripción entre el número de cargos a proveer, también podrán postular candidatos”.

De esta forma, todos los candidatos que no cuentan o no desean contar con el aval de un partido o movimiento político, pueden recoger firmas y deberán otorgar, al momento de la inscripción, una póliza de seriedad de la candidatura por la cuantía que fija el Consejo Nacional Electoral, la cual no podrá exceder el equivalente al 1% del fondo que se constituya para financiar a los partidos y movimientos en el año correspondiente. Esta póliza debe estar constituida a favor del Fondo Rotatorio de la Registraduría Nacional del Estado Civil, otorgada por una compañía de seguros o una garantía bancaria o de instituciones autorizadas por la superintendencia. 

Lo cierto es que el ejercicio de contacto ciudadano para la recolección de firmas es la primera prueba de transparencia de una candidatura. Algunos que han sentido repulsa y horror por los partidos tradicionales, ojalá no terminen utilizando las firmas como excusa estratégica para madrugarle a la campaña, pero que al tiempo de recoger firmas están recogiendo respaldos de los políticos y partidos tradicionales mientras comienza el siguiente momento, y ya oficial de la campaña.

Vale la pena estar pendientes, muy pendientes de los movimientos que adelanten estos grupos significativos, de manera que honren el camino que tomaron y que sobre todo, su apuesta independiente y de calado ciudadano, sea una promesa ética y electoral seria, muy seria como lo reclama la coyuntura y no un atajo tramposo.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net