Miércoles, 19 Jun,2019
Editorial / MAY 22 2019

Gobernabilidad universitaria

El departamento del Quindío necesita cada vez más de la presencia de la universidad en todo el territorio urbano y rural.

Gobernabilidad universitaria

Las instituciones logran sus propósitos y cumplen las metas que el medio les exige cuanto mayor grado de cooperación e interacción efectiva existe entre los actores que las componen, permitiéndose así lineamientos de decisiones que avancen hacia el fortalecimiento de procesos colectivos. Los líderes, tanto a escala nacional como local, buscan conformar equipos de trabajo para el mantenimiento de la estabilidad del gobierno y el avance en las metas pactadas. En función de estas premisas es que continúa conformándose el equipo de gestión académica en la universidad del Quindío, bajo el liderazgo de su rector, José Fernando Echeverry, reelegido el pasado mes de abril; ahora designará a decanos de facultades y directores de programas académicos antes de finalizar el mes de mayo. 

El buen destino de la universidad no solamente conviene a sus actores internos, estudiantes, docentes y administrativos, sino a toda la región en la medida en que esta institución de educación superior, al mismo tiempo que forma jóvenes profesionales de alta calidad, aporta al desarrollo regional a través de proyectos de impacto social, en lo que se denomina extensión universitaria.

El departamento del Quindío necesita cada vez más de la presencia de la universidad en todo el territorio urbano y rural. Impactos de calidad que están demostrados se han logrado siempre a través de la articulación interdisciplinaria y de saberes locales, puesto que las realidades en este territorio, como en todo el país, son complejas y no se resuelven bajo un solo enfoque, sin reconocer el contexto. La articulación universidad, sociedad, empresa, naturaleza, puede fortalecer los logros de calidad académica de la alma mater, así como la salida a conflictos de diferente tipo presentes en el territorio departamental.

Es así que la responsabilidad que tiene ahora el rector de la Uniquindío en la conformación de un equipo de trabajo que continúe aportando en los procesos institucionales, le exige sabiduría en términos de gobernabilidad para no solo fortalecer la formación académica, la investigación y administración interna, sino buscar también avivar ampliamente la necesaria conexión de la universidad con la sociedad. Buenos procesos y logros pueden alcanzarse cuando los propósitos y el liderazgo son compartidos.

Quedó demostrado, con su reelección, que el actual rector goza de plena confianza tanto del consejo superior como de la mayoría de la población de estudiantes, docentes y administrativos, para que se tomen las mejores decisiones que lleven por los mejores rumbos los destinos de esta institución de educación superior. 

Recordemos que el consejo superior está conformado por representantes de la comunidad académica, del gobierno nacional y de líderes regionales. Es así que, apelando no solo a su experiencia, sino a sus resultados comprobados, los que le han llevado a obtener la acreditación de alta calidad para esta alma mater, esperamos y confiamos en que la conformación de su equipo de directivas académicas, continúe trabajando por una mejor universidad pública para la región.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net