Viernes, 24 May,2019
Opinión / NOV 04 2018

Guardianes del orden

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Para mantener el buen gobierno de los pueblos se requiere de un sinnúmero de bastiones, la Policía Nacional de todos los colombianos como una Institución constitucional, es una de esas columnas que sostienen la estructura del Estado. La historia moderna de Colombia está directamente vinculada con la actividad de policía, como respuesta a la problemática social, cultural, política y económica que se ha desarrollado en el país en los últimos años.

 

La historia de un servicio de policía en Colombia se remonta desde la misma época precolombina a la consolidación de la victoria patriota posterior al “Grito de Independencia”, en donde se establecieron diferentes figuras policiales encargadas de la legalidad y el orden. En su evolución han surtido complejos fenómenos como la lucha por el poder por parte de grupos mayoritarios, la militarización de la institución, la violencia bipartidista, la criminalidad, las organizaciones subversivas y el narcotráfico; lo que ha generado grandes retos a la institución y de la misma forma inmensos avances para la convivencia y seguridad del país.

La Policía Nacional fue creada bajo el decreto 1000 del 5 de noviembre de 1891, en el gobierno del presidente Carlos Holguín Mallarino y organizada por el comisario francés Marcelino Gilibert. 

La Institución con este fundamento, inició un crecimiento y una evolución histórica, en donde mediante diferentes reformas y periodos de modernización institucional, finalmente recibe el más grande reconocimiento de todos los tiempos, al ser establecida su actividad en la Constitución Política de 1991, la cual le dedica varios apartes, en los que se definen conceptos importantes de su filosofía, organización y funciones.

Que sea el momento de evocar con admiración, respeto y sincera gratitud la memoria de todos los policías que ofrendaron su vida en el cumplimiento de su deber en estos 127 años de existencia. Uniformados a quienes se les debe honrar e imitar, hombres y mujeres que construyeron los cimientos de nuestro estado de derecho y ofrecieron lo mejor de sí al servicio de Colombia. 

Son miles los policías que a diario entregan todo su cuerpo y alma, para cumplir con su sacra misión. Desde el histórico sereno, guardián del orden y vigilante de la noche que recorría las calles, anunciando las horas y encendiendo los faroles, para alejar el miedo de la ciudad. Por último, felicitar en su aniversario de manera muy especial a nuestra Policía Nacional, deseándole que perdure en el tiempo como ese bastión que fortalece la democracia para el bienestar de todos los colombianos y leal a la Oración Patria que invoca: “y llegado el caso, ¡morir por defenderte!”. 

@TcBedoya


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net