Lunes, 17 Jun,2019
Opinión / MAY 01 2019

Hay trabajadores de trabajadores

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Por supuesto, miles de colombianos carecen hoy de empleo por circunstancias de índole política, social y económica. A la empresa privada del país la someten las circunstancias fiscales a malos momentos y no son pocos los casos en que recortar personal es un recurso del cual echan mano para rebajar costos operacionales y ganarse el derecho a subsistir.

Las sumas de gravámenes del empresario colombiano van mucho más allá de lo soportable y el estado normativo y social de derecho que no tiene consideración con nadie los ha llevado en otros casos a empequeñecer sus empresas. Eso implica menos trabajo, con menos operarios y un personal reducido en las plantas administrativas de las compañías, que afecta a miles de familias que al final de cuentas se suman a las masas desempleadas del país.

Ni el gobierno actual, ni los anteriores, han logrado un destino preciso de soluciones al desempleo; no hay políticas públicas que conduzcan a la solución del gravísimo problema del desempleo. Colombia es un país de varados, en el que hay familias enteras sin empleo.

El papá y la mamá llevan un poco de tiempo sin trabajo a pesar de sus experiencias laborales, del buen desempeño durante los años en que tuvieron un empleo, pero para quienes no existe ya opción porque a los genios del mundo se les ha venido ocurriendo que una pareja cincuentona ya está vieja y no cabe en el mercado laboral.

Los hijos de estas parejas cabezas de familia, han pasado por la universidad, se han graduado en carreras profesionales liberales y en técnicas especiales que han sido creadas en los modelos de formación con miras a lograr gente apta, que pueda ser requerida para atender la demanda en los estadios laborales. En Colombia no pasa nada con esta población que al contrario de sus padres sin oferta laboral por viejos, no encuentran trabajo porque en las hojas de vida la experiencia no es la suficiente para los requerimientos laborales. Y ¿cómo van a tener experiencia, si no se les ofrecen oportunidades? 

Una contradicción del sistema laboral, tanto en el sector público como en el privado. Que conste que no estoy buscando empleo, entre otras cosas porque si me tocara presentar mi hoja de vida, encontrarían miles de horas de vuelo, superiores a las que se necesitan.

Quiero saludar a los trabajadores que tienen empleo en el Quindío y felicitarlos, porque la suerte de ustedes es una bendición del cielo. A los que no tienen empleo, advertirles que en muchos casos, este gravísimo problema lo tienen que padecer hasta tanto aprendamos todos a votar en las elecciones. El 27 de octubre de este año, seguramente nos concedan el premio a la ingenuidad, si hacemos lo mismo, o consigamos superación a los problemas que nos aquejan por cuenta de los corruptos que tantas veces hemos elegido. 

[email protected]


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net