Lunes, 25 Mar,2019
Opinión / OCT 28 2018

Himno patriótico

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En los diferentes estadios de fútbol en donde Colombia participó en la Copa Mundo Rusia 2018, se escuchaba decir de sus contrincantes, que los colombianos al entonar su himno nacional “parecían listos para correr a través de una muralla de piedra”, por la emoción y el entusiasmo con la que salía de sus gargantas el himno patrio. El interpretar el himno de Colombia, siempre debe llenarnos de orgullo y alegría, en especial cuando se hace en grandes eventos fuera del territorio nacional. 

Desde el inicio de la historia republicana de Colombia surgió la iniciativa de sus gobernantes de establecer una serie de símbolos patrios propios. Así entonces en los albores de la nación, en la ‘época del terror’, en el intento de la corona española por recuperar sus territorios coloniales, en donde se decapitó a la sociedad colombiana participante del ‘Grito de independencia’, se entonaban canciones patrióticas que eran interpretadas a escondidas pero con entusiasmo por los revolucionarios. 

Antes de establecerse el actual himno nacional, el Congreso de la República legisló al respecto en diferentes ocasiones. Con antelación se habían realizado varios intentos en la creación de un tema marcial para ser utilizado como símbolo patriótico de los colombianos, pero ninguno de ellos había tenido la aceptación popular. No fue hasta que Rafael Núñez, varias veces presidente de Colombia, redactara en 1850 la oda ‘Himno Patriótico’ para conmemorar la independencia de Cartagena, en donde se exaltaban estos hechos históricos y la expresión filosófica del pensamiento republicano, versos que complacían los sentimientos de los nacionales de la época.

Varios años después, aunque en un primer momento se negó en componer la melodía del himno, al final asintió y fue compuesta por el reconocido músico italiano Oreste Síndici. Siendo presentada ante público en ceremonia oficial el 6 de diciembre de 1887, en el salón de grados del palacio de San Carlos. Posteriormente bajo la ley 33 del 18 de octubre de 1920, fue sancionada por el presidente Marco Fidel Suárez, declarándose oficialmente como el himno nacional de Colombia y uno de sus símbolos patrios.

Para los colombianos, su himno nacional es el más hermoso del mundo. Para el imaginario popular es el segundo himno más bello después de la Marsellesa. Sin embargo, no existe clasificación alguna de los himnos. Con sentimiento patrio, el himno nacional es la marcha marcial del símbolo de la soberanía. Gozo de alegría por tener una patria libre por la sangre y las lágrimas derramadas de todos los héroes de la gesta libertadora, y que, en vibrante sinfonía musical, envuelve la grandeza de la nación siempre valiente.


@TcBedoya

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net