Domingo, 22 Sep,2019
Opinión / MAY 23 2019

Investigación: ¿Por qué es importante?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En el año 2005 la mortalidad por leptospirosis en pacientes atendidos en el hospital San Juan de Dios fue de 13 %, luego en 2006 y después de un estudio descriptivo, liderado por el doctor Gregorio Sánchez del Departamento de Medicina Interna y profesor de la facultad de Ciencias de la Salud de la universidad del Quindío, esta descendió a 3% —75% de reducción—.

Esto ocurrió porque la investigación que se realizó estableció la necesidad de un nuevo protocolo diagnóstico. Luego, en 2016, el grupo liderado por el doctor Jhon Carlos Castaño, de la universidad del Quindío hizo un estudio en el mismo hospital sobre causas de síndrome febril y realizó el hallazgo, hasta ese momento insospechado para el Quindío, de que varios pacientes tenían rickettsiosis, una infección cuyo tratamiento se realiza fácilmente y que al igual que en el caso de la leptospirosis, requiere que el médico conozca la posibilidad de su existencia. Estos no son sino dos ejemplos cruciales del porqué se requiere realizar investigación en el hospital universitario. Sin universidad, sin docentes preparados para realizar investigación y sin grupos de investigación, nunca hubiéramos detectado la existencia de estas infecciones. En el año 2015 se presentó una propuesta para realizar pruebas diagnósticas moleculares, sin embargo, no se tuvo eco con el gerente de la época. El diagnóstico molecular ha revolucionado muchos conceptos en medicina, pues ya sabemos que muchas infecciones son por múltiples microorganismos y esto permite explicar por qué muchos pacientes no responden de manera satisfactoria al tratamiento. El mismo estudio del doctor Castaño, demuestra que no estamos identificando el organismo infeccioso en el 44% de los casos con fiebre como manifestación principal. Ni qué decir lo que estamos viendo con criptosporidiosis, que solo puede ser diagnosticada eficientemente por técnica molecular. Hemos hecho análisis de costo-beneficio y estos nos muestran que aplicar diagnóstico molecular, por ejemplo, para la tuberculosis reduce los costos por hospitalización, al reducir notablemente el tiempo para el diagnóstico. Requerimos que nuestro hospital universitario tenga un medio ambiente favorable a la investigación y facilitar y mejorar los procesos para ella. La investigación en el hospital realizada de la mano de la academia, a través de sus residentes y estudiantes de pregrado, resulta no solo un imperativo moral para mejorar la atención, sino también para la calidad de la formación de los médicos y especialistas, porque los enfrenta a una formación en contexto y totalmente pertinente, aportándole al estudio de los problemas de los pacientes, verdaderas soluciones, tanto en su comprensión etiopatogénica como en su diagnóstico y terapéutica. La investigación en los ambientes hospitalarios permite que se unan los investigadores en ciencias básicas con los de ciencias clínicas y con ello se logra el desarrollo de una medicina traslacional. El beneficio al final de los procesos investigativos redunda en un colectivo como debe ser: Hospital, pacientes y docentes–profesionales asistenciales. 
 

Jorge E. Gómez M. y Jorge Luis Duque V. 
Vicerrector de investigaciones y decano de la facultad de Ciencias de la Salud de la universidad del Quindío, respectivamente.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net