Martes, 13 Nov,2018

Opinión / AGO 29 2018

La consulta fracasó

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Les dio a los medios nacionales lo mismo que a algunos regionales por justificar el resultado de la consulta popular, presentando como un éxito sin precedentes en la historia democrática del país, los 11.671.420 sufragios depositados en las urnas. Hagan las cuentas bien hechas.

A mí no me cuaja ese cuento. ¡Qué la campaña no tuvo financiación! ¿No costó acaso $300 mil millones esa consulta? Sin embargo, la corrupción criticada por todos los colombianos, presuntamente cansados con el maldito régimen del mal, no tenía porque presentar una abstención de más del 70%. El desprecio fue total a la consulta en los departamentos más corruptos. Los de cuello blanco, decenas de congresistas, altos y medianos funcionarios del Estado, gobernadores y alcaldes, diputados y concejales corruptos, deben estar muertos de la risa.

Se equivocan quienes dicen que fue una votación movida por los ciudadanos. Quizás algunos ciudadanos, pero la presión a las fuerzas electorales la hicieron reconocidos dirigentes de la izquierda, el senador Jorge Enrique Robledo destacado opositor al régimen, el propio senador y excandidato presidencial Gustavo Petro, la exsenadora Claudia López y su compañera sentimental y senadora Ángela Lozano, el exalcalde Antanas Mokus, uno de los senadores más votados del país, Antonio Navarro Wolf, todos intentaros motivar al país con la ilusión de esperar que los colombianos respondieran siete veces sí.

Algunos afirman que Claudia López espantó a mucha gente que no la quiere y discrepa de muchas de sus conductas. “Por no seguirle la corriente a esa vieja no fui a votar”, le he oído decir a ciudadanos amigos, a mi juicio equivocados si se tiene en cuenta que no se trataba de elegir a nadie y mucho menos de otorgarle a ningún político cheque en blanco con fines electorales.

La consulta contó con un respaldo político enorme, probablemente disfrazado; cuando a cualquiera que tenga entendederas, sobre quiénes son los parlamentarios Roy Barreras y Armando Benedetti defensores de la consulta sabrán muy bien que estos señores actuaron como el ‘diablo en misa’ dando la comunión a feligreses engañados.

Y no puedo entender como un triunfo, la consulta hecha a un país con más de 36 millones de ciudadanos aptos para votar, a la que concurrió escasa tercera parte. ¿No estamos tan convencidos del mal que le causa al país la corrupción?, pues la verdad es que a más de 20 millones no les importó. Los narcotraficantes deben estar muertos de la dicha, los contratistas inescrupulosos felices y el presidente Duque, extrañado de ver un resultado electoral agridulce. El país está anestesiado. Aquí no ganó nadie, ni los promotores de la consulta, ni el presidente que la respaldó con su voto y su discurso. Ganó la abstención y el importaculismo que en Colombia es otro mal que favorece la corrupción.


Twitter: @jorgelieceroroz

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net