Miércoles, 19 Sep,2018

Opinión / AGO 30 2018

La corrupción, el cáncer de moda

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Como dice el dicho popular: “Si por allá llueve, por acá no escampa” y es que la corrupción que se vive en el mundo, hoy está latente en Colombia, en el departamento del Quindío y muy específicamente en el municipio de Armenia; basta ver la situación actual que vive esta ciudad con investigaciones y seguimiento continuo a personas que lideran la región y que se están dejando contaminar de este mal que nada bueno le deja a la población y en vez de crecer y avanzar, va para atrás como el cangrejo. 

Y antes de seguir hablando de la corrupción el cáncer de moda, bien vale la pena definir ambos términos: Según la Real Academia Española, “la corrupción es una práctica en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho económico o de otra índole, de sus gestores”. Y “el cáncer, una enfermedad que se caracteriza por la transformación de las células, que proliferan de manera anormal e incontrolada. Es un mal que destruye o daña gravemente a la sociedad o a una parte de ella y es difícil de combatir o frenar”. Claro que en esta región este mal, está acabando con los principios y valores que enseñaron los ancestros. Todos andan preocupados buscando una salida ante tal crisis que afecta a todos sin excepción. Es que la corrupción no busca el bien colectivo, sino el individual. Es vergonzoso estar en boca de todos por la falta de honestidad y del deseo de servir a la comunidad; no entienden que cuando se está en un cargo público o privado, es para servir, utilizar bien los recursos para el cual están hechos, buscar el bienestar de los menos favorecidos y ayudar sin discriminación a todos los que hacen parte de ese mundo llamado empresa, institución, pueblo, ciudad, entre otros.

Es tan latente ese cáncer de la corrupción en Colombia, que tuvo que hacerse una consulta anticorrupción, porque la gran mayoría de los colombianos ya están cansados de tener que vivir y ser víctimas de esa enfermedad de moda que hace mucho daño a la sociedad. Ojalá la situación mejore y cada uno se ponga la mano en el corazón para actuar pensando en el otro y no en el beneficio propio.

A través de este artículo me uno al llamado urgente de ser honestos, de gobernar con transparencia, de vivir a plenitud cada uno de los valores, de dejar tanto egoísmo pensando solo en llenar sus arcas y descuidar la necesidad de los otros. Todos unidos podremos combatir la corrupción, el cáncer de moda. 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net