Viernes, 21 Sep,2018

Opinión / DIC 12 2013

La movilidad en Armenia

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

  Llevamos seis años, toda la administración anterior y los dos años de esta, en los que en Armenia no se construye una vía nueva ni se amplía ninguna existente. Todo lo que se ha hecho son unas rehabilitaciones en algunas vías principales de la ciudad. Y eso que contamos con un programa financiado desde el gobierno nacional, Amable, que lo que busca es abrir nuevas vías para la movilidad de la ciudad. La ciudad requiere, por su crecimiento, la apertura anual de nuevas vías.

Amable tiene programada la construcción de 4.89 Kilómetros de vías nuevas por $19.972 millones, según documento aprobado por el gobierno nacional en el año 2010. Igualmente, se tiene proyectada una inversión de $3.787 millones para la red de semáforos, más los presupuestos de recursos propios para nuevas vías y semaforizacion.

Las nuevas vías, que comuniquen varias sectores, son urgentes. Se necesita una ruta que una, en el norte, la carrera 14 (avenida Bolívar) y la avenida Centenario. Hay que construir una vía paralela a la carrera 19 a todo lo largo del norte de la ciudad, y otra paralela en el sur.

El centro de Armenia requiere urgentemente una nueva conexión con el sur, pues la única existente (carrera 19 con calle 26) está colapsada. Esta nueva conexión podría ser construir en la carrera 16 o ampliando la carrera 17 entre calle 26 y 35, con circulación en doble sentido.

Adicional a lo anterior, se requiere la ampliación de la calle 50 desde la carrera 19 hasta el puesto de Policía de Puerto Espejo, obra proyectada dentro del programa de Amable, pero que por razones de la infraestructura energética existente no se ha adelantado. Muy respetuosamente sugiero que dichos motivos, los de la infraestructura energética, no pueden ser obstáculos para el desarrollo de la ciudad. La Edeq debe de hacer los traslados pertinentes sin ninguna excusa, al costo que sea, ya que el municipio es el propietario del suelo donde se encuentran y requiere urgentemente de él.

La solución a la intersección de la carrera 23 con calle 21 no da más espera, ya que este es el único punto común entre el centro y el occidente de la ciudad. Otro caso que llama mucho la atención es el cierre que tenemos de un carril a la altura de la carrera 12 con calle 20, por cuenta de la Fiscalía General y de la URI. El municipio le debe de pedir a esta entidad que por favor solucione su problema de seguridad de otra manera, pues este sitio es una gran intersección de la ciudad y presenta demasiados problemas de movilidad. El lugar requiere de una nueva propuesta de movilidad.

Deberíamos habilitar nuevamente el tránsito vehicular por la carrera 14 hasta la calle 18 para, de esta forma, darle más movilidad al tránsito en el centro. Como se tiene hoy en día, los vehículos llegan a la calle 21 y son muchos los esfuerzos que tienen que hacer para tomar la carrera 13, vía principal entre el centro y el norte.

[email protected]

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net