Viernes, 21 Sep,2018

Opinión / SEP 25 2017

La urna de cristal

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Desde el mismo momento que se posesiono el gobernador se ha estado hablando de implementar una famosa urna de cristal donde se irían a recepcionar todas las propuestas que los proponentes de la gobernación fueran a presentar.


Después de veinte (20) meses de haber tomado posesión el señor gobernador nada que arranca esta famosa urna y lo que es peor es que el presupuesto oficial para la adecuación física quedo mal hecho y fue uno de los posibles proponentes que le dejo a la administración sobre este grave error, se habían presupuestado aproximadamente setenta millones ($70.000.000) más de lo que realmente costará.

Para mostrar transparencia en la contratación no es necesaria ninguna urna de cristal, ni firmar ningún pacto por la transparencia, solamente se necesita voluntad de transparencia en cada proceso de contratación de obra pública y de suministros y dar ejemplo de pulcritud en todos sus actos para que los subalternos tomen ejemplo de las buenas prácticas.

Si se va a implementar una urna de cristal que no sea únicamente para las obras que se van a ejecutar a través de la secretaría de infraestructura sino que se implemente para todas las dependencias de la gobernación (Promotora de Vivienda, secretaría de Educación, Lotería del Quindío, Secretaría de Salud, etc) y para todo tipo de procesos (licitación pública, invitación pública, procesos de suministros) o sea que si se implementa esta urna se debe de acabar con todo tipo de contratación directa. 

La urna de cristal no va sino hasta la adjudicación del contrato de obra o suministro y este es el inicio de un largo proceso donde se requiere de verdadera transparencia para no incurrir en corrupción durante la ejecución y final liquidación de los contratos.

El señor gobernador está en la obligación con todos los quindianos de mostrar transparencia en todo tipo de contratación y compra de suministros y no seguir contratando desde la Promotora de Vivienda del Quindío donde se están ejecutando obras por contratación directa evadiendo la Ley 80 y sus decretos modificatorios y sin pluralidad de oferentes. En días pasados la Procuraduría General de la Nación llamó a indagatoria a la anterior gobernadora por estos mismos hechos.

En el año 2016 la Promotora de Vivienda del Quindío suscribió 116 contratos por valor de 7 mil 651 millones 420 mil 55 pesos ($7.651.420.055) sin formalidades plenas, y para el año de 2017 no se tiene datos aún según la pagina web contratacionvisible.com. Esto es lo que no debe seguir pasando en el departamento del Quindío.

El municipio de Armenia está en la obligación moral de implementar los mecanismos necesarios, llámese urna de cristal, o procesos transparentes en todo tipo de contratación que allí se haga. Hasta el momento no se tiene muy claro de cómo se están llevando a cabo todos los procesos de contratación de obra y de suministros.
Por favor señores gobernantes democraticemos la contratación estatal. 

[email protected]

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net