Martes, 25 Sep,2018

Opinión / MAR 22 2018

Las Fuerzas Militares de los colombianos

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En un discurso pronunciado el 1 de junio de 1961, el entonces presidente Alberto Lleras Camargo destacó el papel de las Fuerzas Armadas como defensoras naturales de la libertad y la democracia. En esa intervención el mandatario liberal dijo: “Quiero que les llegue a las Fuerzas Armadas la gratitud de un colombiano que interpreta la voz popular al decirles que la República respeta, ama y aprecia a quienes en tierra, aire y mar la sirven, la prolongan y la protegen”.

Eran tiempos de gran dificultad por cuenta del bandolerismo. Para hacer frente al creciente clima de violencia, el gobierno empleó como estrategia el ‘Plan lazo’ fundamentado en la acción cívico-militar. Esta iniciativa del general Alberto Ruiz Novoa, fue el primer plan militar de envergadura nacional con objetivos de largo plazo. Su diseño, además del empleo de la fuerza, contemplaba planes sociales y económicos que debían adelantarse en regiones convulsionadas.

Tal como ocurrió en aquella época las Fuerzas Militares han ido adaptando, a través del tiempo, su quehacer a las necesidades del país sin perder de vista sus responsabilidades en la defensa de la soberanía, el mantenimiento de la independencia, la integridad del territorio nacional y la preservación del orden constitucional.

La velocidad de los cambios globales frente a los cuales el país no puede ser indiferente confirma el surgimiento de nuevas amenazas y formas de atentar contra la seguridad, la defensa y la estabilidad democrática del Estado. Estos desafíos exigen de las Fuerzas Militares una actitud proactiva que permita anticiparse a los hechos, reducir la incertidumbre y minimizar los riesgos.

Quienes alzan sus voces para afirmar que la transformación debilita a las Fuerzas Militares, desconocen el complejo proceso iniciado en 2011. Tomando como ejemplo al Ejército, la transformación lo ha fortalecido garantizándole mayores capacidades para cumplir múltiples misiones, promoviendo una mayor profesionalización de sus hombres y mujeres, una adecuada gestión del talento humano y una modernización eficiente apoyada en tecnología de punta y el cumplimiento de altos estándares internacionales. 

Pero además hay que decir que nada en las Fuerzas Militares se improvisa todo está sujeto a detallados procesos de planificación militar, planes estratégicos diferenciales para enfrentar todo tipo de amenazas. Las tareas en que están empeñados soldados, marinos y pilotos, van desde combatir grupos armados organizados como el ‘Clan del Golfo’ y grupos residuales de las Farc, entre otros. A estas responsabilidades se suman garantizar la seguridad de quienes se reincorporaron tras la firma del acuerdo, el despliegue en fronteras, la protección de comunidades y líderes sociales, las operaciones en complejas áreas como Nariño, Chocó y Catatumbo. Pero también un trabajo incesante en desminado humanitario, gestión de riesgos, apoyo a la Policía Nacional e interdicción marítima y aérea. 

Así las cosas, con las múltiples misiones por cumplir y la infinidad de tareas por desarrollar, seguirá siendo necesario transformar para avanzar. Solo así, los colombianos podrán seguir contando con unas Fuerzas Militares mejor entrenadas y capacitadas, comprometidas —como lo han sido siempre— con la Constitución, con la sociedad, con la seguridad, la paz y el desarrollo del país.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net