Domingo, 23 Sep,2018

Opinión / ENE 11 2018

Lecturas del año que se fue

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Por estos días circula en redes sociales un ‘Reto lector’ que invita a leer un libro al mes en este año que acaba de comenzar.

Lector disperso y muy poco dado a seguir recomendaciones en esta materia, lo que si me llamó la atención es que tres de los libros recomendados en el reto sean clásicos (marzo: un clásico literario; agosto: un libro de más de cien años; septiembre: una obra de un autor clásico). Si no ocurre lo que es habitual con los propósitos de año nuevo, este es un provechoso ejercicio para un lector entusiasta, sobre todo si sabe seleccionar muy bien esos tres clásicos. Ahora bien, haciendo un balance de las lecturas de 2017 me encuentro que sin seguir precisamente un reto, si hice un recorrido por temas y géneros que me apasionan y que recomendaría sin dudarlo. Aquí están cinco de esas lecturas que me dejó el año viejo.

Cuando aparecen las memorias de un músico que uno admira y ha escuchado con devoción, su lectura es una experiencia tan excitante como escuchar a buen volumen uno de sus discos. Las memorias del gran Bruce Springsteen llevan el mismo nombre de su álbum de 1975, Born To Run, y en ellas recorremos su vida y su discografía con una prosa tan honesta e intensa como los versos y los riffs de guitarra de sus mejores canciones.

Por su parte, nada tan digno de convertirse en literatura como la vida de un jazzista. El escritor inglés Geoff Dyer ha conseguido en Pero hermoso recrear episodios singulares de la vida y el devenir artístico de ocho genios del jazz norteamericano, alcanzando tal cadencia y altura estética que hacen de éste volumen una de las joyas de la literatura musical de las últimas décadas.

En sus cuatro ediciones, el Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez nos ha deparado a los entusiastas del género gratas sorpresas, pero también sinsabores. Como no es el propósito de esta nota ahondar en ello, diré solo que de los autores que han participado, y he tenido la oportunidad de leer, las obras más interesantes me han parecido las que no ganan, las finalistas. De la edición fallada en noviembre de 2017,

Un cementerio perfecto de Federico Falco es una buena muestra de la proyección y vitalidad de la cuentística argentina actual, se trata de un autor de oficio con el mejor pulso para la narrativa corta. 

La expectativa frente a una nueva antología de cuento nacional suele estar marcada por la idea de conocer la “salud” de la cuentística del país. El diagnóstico después de leer Puñalada trapera es bastante alentador y más con un trabajo tan cuidado en lo estético como el hecho por Rey Naranjo Editores. Esperamos la segunda parte. 

El pequeño volumen Caminar editado por Nórdica libros y que reúne los textos De las excursiones a pie, de Wiliam Hazlitt; y Caminatas, de Robert Louis Stevenson. Imperdible. 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net