Miércoles, 26 Sep,2018

Editorial / DIC 24 2017

Los mejores aguinaldos

Que vengan los mejores regalos para todos y que esos regalos sean las más importantes noticias que tengamos que consignar en nuestras páginas.

En esta Navidad sí que le vendrían bien al país y a la región muchos regalos que alegren e iluminen este tiempo inmejorable en familia y esta oportunidad para pensar y repensar muy con la mano en el corazón y mirando a los ojos de nuestros seres amados, qué queremos para ellos en nuestro entorno próximo, en nuestra región y en nuestro país.

Un regalo esperado es la paz sincera incubada desde acciones y acuerdos transparentes que abandonen los rincones de odio y cálculo político y más bien se constituya en un sagrado propósito de todos. Que los del antiguo ‘SÍ’ y del ‘NO’, limaran inteligentemente asperezas y en diálogos sinceros se perfilara o reperfilara un propósito que se parezca al sueño de paz que todos queremos. Cuando dijimos días atrás de “un acuerdo para lo fundamental”, la paz era quizás el punto número uno y el regalo más esperado por todos los colombianos. Una paz sincera, incluyente y con recursos para que el posconflicto no sea un saludo a la frustración sino el columbrador de ilusión y esperanzas ciertas para un nuevo amanecer de la patria.

Qué tal un regalo en el cual con un pacto al estilo Mockus, en el sentido que los recursos públicos “son sagrados”, fuera el anticipo a la verdadera lucha contra la corrupción. Imaginémonos unas campañas donde haya una prohibición moral de los candidatos y sus candidaturas para la siniestra e inescrupulosa operación compra de votos y sin tanta parafernalia de licor, comilona y los desbordamientos perversos en publicidad y propaganda. Es cierto que el perfil de las campañas y la plata gastada, marcan derrotero de lo que ha de venir. Que no se sigan repitiendo las financiaciones oscuras que encarcelan literalmente a los políticos que dijeron algo en campaña e hicieron algo distinto en el ejercicio de sus funciones y responsabilidades.

Imaginémonos también un regalo en el cual el diálogo nacional para la generación inteligente y estratégica de empleo fuera una cruzada de los sectores público y privado, sin atajos, sin trampas y sin mezquindad. Para esta Navidad vendría bien otro regalo y es el de la tolerancia en todos los sentidos. En la familia, en el vecindario, en el barrio, la comuna, el municipio, el departamento, en la región, en Colombia y en el mundo. Tolerancia como expresión de poder vivir desde la diferencia. Tolerancia política en las elecciones. Tolerancia como un vital y viral regalo para las redes sociales. Tolerancia en los ejercicios de gobierno con acciones y decisiones cada vez más incluyentes y participativas. Que el lema acerca de la ciudad que queremos, empiece por el hogar y la familia que queremos, el entorno que queremos, el desarrollo que queremos, el presente y futuro que queremos, pues así obtendremos los regalos que merecemos.

Desde LA CRÓNICA DEL QUINDÍO, su personal administrativo, periodístico y todo su equipo directo e indirecto incluyendo nuestros inagotables y perseverantes voceadores, y subrayando el sentimiento y esmero de nuestra Junta Directiva y todos los socios, les deseamos una Navidad hermosa, en sosiego con los suyos, en la alegría propia de la época y en la condición orante según sus credos, que permita apostar y vislumbrar un mejor 2018, y reiteramos una Navidad especialmente e n paz y amor.

Que vengan los mejores regalos para todos y que esos sean las más importantes noticias que tengamos que consignar en nuestras páginas.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net