Martes, 15 Oct,2019
Opinión / SEP 15 2019

Más dudas que claridad

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Luego de la audiencia pública realizada el pasado martes por la ANI para socializar y recoger inquietudes en torno a la iniciativa privada presentada por aeropuertos del Occidente Colombiano para la concesión de El Edén, muchas dudas persisten. El camino aún es largo, no está nada resuelto y quienes tengan interés y alternativas diferentes a la que hay sobre la mesa, las pueden plantear.

Se sabe que el gobierno nacional prometió $250.000 millones para mejorar la infraestructura del aeropuerto, de las cuales se han invertido $100.000 millones. Se anunciaron otros $40 mil millones y por ende aún falta la destinación de $110 mil millones, que es necesario asegurar y ejecutar, antes de cualquier concesión del aeropuerto, para evitar que se pierdan. Ojalá se aproveche el taller Construyendo País con el Presidente Duque el próximo sábado en Armenia.

Sobre la cifra de movimiento de pasajeros proyectada en la propuesta, queda un sinsabor ver que en 30 años de concesión a duras penas estaríamos logrando movilizar 1.371.600, cuando hoy el Matecaña de Pereira mueve cerca de 2 millones. Es claro que son muchos los pasajeros del Quindío que deben hacer uso de esa terminal. Razones: Altas tarifas sin aerolíneas de bajo costo, pocas frecuencias de vuelos, limitados destinos, entre otros. Son latigazos que de forma paulatina y soterrada le ha asestado la aerolínea que viene operando el tráfico aéreo desde y hacia la capital quindiana en beneficio del vecino.

Evidente que se trata de un referente de desarrollo que amerita todo el interés para dinamizar la economía, considerando las posibilidades de crecimiento de los otros sectores para los cuales representa un aliado fundamental. Ahí está Quindío Zona Franca, muy cerca del terminal, donde día a día se asientan nuevas empresas, igual que en su entorno. No es evidente que la iniciativa privada haya contemplado estudios econométricos con soportes demográficos y proyecciones macroeconómicas de la región, que son indispensables.

Para terminar por ahora, ya que seguiré insistiendo en tan transcendental tema para el futuro socio económico del Quindío, defender su terminal área y luchar por asegurarle mejor futuro, para nadie es secreto la injerencia de personajes nefastos de la política que han ahuyentado inversionistas interesados en instalarse aquí, con su maña maldita de exigirles coimas para permitirles que generen desarrollo, mano de obra y progreso regional. Tales prácticas perversas fueron erradicadas por la administración actual del departamento, a nadie se las exige, ni acepta que las ofrezcan; por el contrario, estimula y asesora su proceso. Un hecho de transparencia que ojalá siga imperando en la administración que llegue.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net