Jueves, 18 Jul,2019
Opinión / ABR 21 2019

Memoria histórica policial

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Dentro de los deberes del Estado después de firmado el “Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera”, el 24 de noviembre de 2016, se encuentra la reconstrucción de la memoria de las víctimas. La Policía Nacional de Colombia esta organizando su capítulo en ese gran rompecabezas del conflicto armado en el cual la institución se vio involucrada, para lograr comprender los orígenes de las confrontaciones que transcurrieron por casi 60 años y como resultado se está elaborando la memoria histórica institucional, a modo de herramienta para edificar el recuerdo desde el sentimiento de las vivencias de los uniformados y de sus familias que sufrieron el fragor de la guerra.

Esta memoria histórica es una forma de enaltecer a las mujeres y hombres integrantes de la Policía Nacional de Colombia, que en el cumplimiento de su misión constitucional perdieron la vida o resultaron lesionados en el marco del conflicto armado interno. La institución desde su visión como integrante de la fuerza pública busca generar espacios de entendimiento con la ciudadanía, convencidos que la satisfacción de los derechos de las víctimas hace parte fundamental de las garantías para la conquista de la convivencia pacifica.

Colombia cuenta en el Registro Único de Víctimas, RUV, con 8’785.305 víctimas, entre ellas la Policía Nacional tiene 54.464 integrantes que fueron reconocidos como víctimas del conflicto armado interno. Esta cifra no solo corresponde a uniformados, también a sus familias que han sido afectadas directa o indirectamente. Aún, incluso hoy 10.000 víctimas hacen parte de la institución desde sus diferentes especialidades del servicio de policía, quienes se encuentran comprometidos, como el resto de miembros de la institución, en aportar para que toda la ciudadanía colombiana pueda transitar caminos de civilidad y entendimiento.

Así, en cumplimiento a la ley 975 de 2005 y con el propósito de contribuir a un futuro direccionado hacia la paz, el perdón y la reconciliación del tejido social de las generaciones venideras. La institución detalla las condiciones en las cuales se presentaron los hechos victimizantes y reconstruye el horror como se desarrolló el conflicto armado interno. Es fundamental participar en el deber de compilar la memoria mediante el registro, la documentación y el recuerdo de las experiencias y sentimientos en la guerra, para visibilizar, reconocer y dignificar a nuestras víctimas. La historia de vida de nuestros policías afectados por el conflicto, perdurarán en los informes de la reconstrucción del contexto social, político y jurídico de Colombia de la violencia acontecida, como respuesta a la conservación de la gloria de miles de héroes colombianos.
 

Twitter: @CrJBedoya


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net