Viernes, 21 Sep,2018

Opinión / JUN 20 2018

Mi hijo es adicto a las tecnologías:

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El uso de las tecnologías por parte de los niños incursiona notablemente en las problemáticas infantiles, hay preocupación constante por parte de los padres de cómo realizar un manejo adecuado de los videojuegos, chats, teléfonos inteligentes y redes sociales; y es que en la actualidad la conducta infantil se convierte en un acto mucho más visible con los mecanismos anteriormente mencionados; además se presenta un incremento en el aprendizaje de imitación ya que se dan situaciones de identificación con figuras sociales que están más inmediatas y cuyo impacto es más directo.

En tiempos pasados tener acceso a la vida de las figuras famosas era mucho más complejo, las figuras publicas se veían en espacios más masivos y el contacto era totalmente alejado, sin embargo con la llegada de las redes sociales tecnológicas logramos un acercamiento al mundo y una verdadera vida globalizada, los niños y adolescentes pueden seguir y ser seguidos por sus ‘ídolos’ y ver directamente sus conductas cotidianas convirtiéndose en fuentes directas de imitación y de aprendizaje ‘redsocial’.

Desde el aprendizaje ‘redsocial’ se dan algunos fenómenos que han sido hasta el momento poco investigados pero que cambian paradigmas de desarrollo emocional, la interacción cambia de manera drástica, los intereses tienen un sentido diferente, el desarrollo psicosexual avanza un poco más rápido, se crean aprendizajes de dolor, subculturas, estereotipos de imagen.

Como padres debemos ser conscientes de los cambios y aportar a la construcción de un proceso de acercamiento adecuado a las TIC por parte de los niños, todo el contenido que esta en la web o que vemos en películas o video juegos tiene restricciones de edad o clasificación, las redes sociales a su vez ponen restricciones para abrir un perfil a cierta edad.

Hacer seguimiento a la conducta digital y el aprendizaje ‘redsocial’ es nuestra responsabilidad como padres, no desde una posición alejada sino siendo parte del proceso para incrementar los reforzadores o los estímulos que les damos a los hijos desde la utilización de la red o el chat.

Podemos establecer reglas con horarios claros de manejo, aprovechamiento de los espacios de familia con la utilización de los videojuegos y películas, establecer contratos normativos desde la utilización de aplicaciones web o incluso con la construcción de avatar para los miembros de la familia para el seguimiento en la web.


Neuropsicólogo Infantil
www.davidcubillos.com.co

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net