Sabado, 17 Nov,2018

Opinión / SEP 02 2018

Mientras Romaña sembraba maíz

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Las autoridades desconocen el paradero de Iván Márquez, el Paisa y ahora se le suma Romaña, quien se cansó de sembrar girasoles y maíz en el Meta al despachar su esquema de seguridad. Desde la captura de Santrich hace cuatro meses, Márquez se refugió en Miravalle y exigió la liberación de su otrora compañero de lucha hoy acusado por la justicia estadounidense de conspirar para el envío de 10 toneladas de cocaína después de la firma del acuerdo. Márquez renunció a su curul en el Congreso, siendo reemplazado por el exfarc Benkos Biohó, parecía huyendo de un peligro inminente a lo que él cataloga como “desacuerdos con el proceso de paz”.

 

En el momento más crítico del acuerdo y esperando la boleta de extradición de Santrich, Marlon Marín, sobrino de Márquez, colabora con la DEA en una Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, testimonio que podría también vincularlo al proceso penal. Según distintas versiones, Márquez está acompañado del Paisa y estarían moviéndose entre los territorios de Caquetá y Putumayo, o estarían por el lado de Vichada y Guainía, en donde se encuentra Jhon 40, que se mueve en la frontera entre Amazonas, Guaviare y Venezuela. Estos lugares no son elegidos al azar, en esas zonas se han venido fortaleciendo las disidencias, incluso coexistiendo a través de pactos de no agresión con otras estructuras armadas o en el peor de los casos entrando en confrontación.

En el bajo Putumayo existe presencia de disidentes de Farc que comparten frontera con Perú y Ecuador, que para este año han sentido el fuerte coletazo del posconflicto. Por otro lado, en Vichada coexisten disidencias de Farc y Eln y en Vaupés y Guainía se ha documentado la expansión del Frente 1 de las Farc comandado por Gentil Duarte, otro mando medio. Y es que no es para menos, la huida de los dos exfarc puede dar paso a una refundación de esa guerrilla, pues no se trata de mandos medios singulares sino de líderes guerrilleros que hicieron parte del Bloque Caribe comandado por Márquez y de la sangrienta Columna Móvil Teófilo Forero en cabeza del Paisa. Pensar entonces en unas Farc 2.0 no es para nada descabellado, las cartas entre Guacho y Gentil Duarte para unificar las disidencias lo confirman.

Esos exfarc aún guardan conexiones, conocimiento de rutas y manejo de portafolio de economías criminales. Aún existe convergencia y mando de hombres disciplinados que están dispuestos a seguir en el lucrativo negocio del narcotráfico. Esos tres excomandantes, incluyendo a Romaña, conservan un amplio margen de maniobra frente a los hombres que no contentos con el acuerdo se han ido apartando de las zonas de concentración.

La pregunta es ¿Qué dijo Marlon Marín en Estados Unidos que tiene a los exfarc huyendo?
 

Felipe Fernández
[email protected]

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net